Diversidad en el cibermundo

Este fenómeno alcanza a la comunidad latina, personas afroamericanas, personas no binarias, transgénero o que sean parte de la comunidad LGBTQ

Diversidad: un tema del que la comunidad tecnológica lleva hablando durante décadas. Hay páneles en las conferencias más importantes, libros, artículos, podcasts, estudios y mucho más, todo ello dedicado a ahondar en el tema. Sin embargo, las cifras siguen siendo bastante desalentadoras. ¿Por qué? Muchas organizaciones siguen tratando la inclusión como una estrategia o una crisis de relaciones públicas, por lo que no se ven cambios estructurales y el problema regresa una y otra vez.

Para que el cibermundo sea más inclusivo, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y desafiar los estereotipos que hagan sentir que la ciberseguridad es inaccesible para los grupos minoritarios o históricamente excluidos de este sector, como las mujeres, que de acuerdo con Diversity in Tech, actualmente representan solo 20% del sector. Pero no siempre fue así, en la década de 1980, cuando se introdujo Macintosh, las mujeres obtenían 40% de los títulos en ciencias de la computación; además, no podemos olvidar que la primera línea de código de computadora fue escrita por una mujer en 1840.

Lamentablemente no es solo un grupo minoritario el que sufre las consecuencias de la falta de representación en el mundo de la ciberseguridad. Este fenómeno alcanza a la comunidad latina, personas afroamericanas, personas no binarias, transgénero o que sean parte de la comunidad LGBTQ+. La diversidad es una solución, pero no necesariamente con el alcance suficiente para la equidad social en los sistemas informáticos y eso que aún no hemos hablado de la brecha salarial.

El problema va más allá del sexismo o el racismo, hay microagresiones que ocurren todo el tiempo en el mundo de la tecnología. Durante años, las organizaciones y profesionales de la educación en el sector tecnológico han tratado la diversidad como un problema de canalización. En otras palabras, quienes tienen la formación académica adecuada obtienen acceso a la capacitación necesaria, lo que les lleva a la universidad, y esta a su vez, les conecta con los mejores empleadores.

Durante mucho tiempo hemos pensado que esa es la forma “correcta” de producir la fuerza laboral más talentosa y con las mejores capacidades. Pero ¿qué pasa con todas aquellas personas que tienen el talento pero no los medios necesarios para pulirlo? En el cibermundo muchas de las personas más talentosas no han tenido la oportunidad de asistir a las mejores escuelas y han sido autodidactas, por lo que su talento “no vale lo mismo”.

Hoy tenemos la oportunidad de cerrar muchas brechas (diversidad, salarial y de habilidades) en nuestro país a través de una herramienta única que beneficia no solo a quienes la utilizan, si no también a quienes invierten en ella: la Digital Cyber Academy. Si quieres saber más sobre esta iniciativa que Metabase Q trajo a México ve a www.metabaseq.com

[nota_relacionada id=1224577]

POR ALEXANDRA MOGUEL

CONTACT@METABASEQ.COM

WWW.METABASEQ.COM

@METABASEQ

eadp


Compartir