Haz tu denuncia aquí

De los cambios y otras historias

OPINIÓN

·

El objetivo de una transición es mejorar las condiciones de vida de la población, sin embargo, no quiere decir que no existan sectores que dejen tener la misma participación y por ende no requieran la misma mano de obra o en su defecto desaparecer por completo. Un claro ejemplo lo vivimos con Blockbuster o VideoCentro, donde el avance tecnológico permitió a la población optar por un sustituto perfecto, es decir, por el streaming.

De igual forma, las tecnologías renovables presuponen la continua reducción de plantas de generación que consuman combustibles fósiles, por lo que los sectores de logística que los acompañan se ven disminuidos, pero el reto es que existan oportunidades para un amplio espectro de mano cualificada, que permita una transición justa, donde la deficiencia a cubrir sea el poder reintegrar a esa población con una buena competencia laboral. El diseño de pasos a seguir debe de abarcar el diálogo social, pero enfocado a negociar soluciones y no a mantener los privilegios. En el contexto mundial se plantea no sólo cambiar la generación eléctrica por tecnologías de cero emisiones, sino, también todo tipo de sectores, impulsando un cambio más radical.

El BID indicó que en el contexto de Latinoamérica para 2030, se puede esperar bajo la visión de emisiones cero en la región, un aumento en el empleo, teniendo 15 millones de nuevos puestos en comparación de mantener el rumbo actual, pero ¿cómo sería posible? Si bien en un primer momento significaría la pérdida de 7.5 millones de empleos en los generadores fósiles, extracción de combustibles y producción de alimentos de origen animal, habría un aumento de 22.5 millones en energías renovables, agricultura, construcción y manufactura; el establecer iniciativas y políticas que permitan la reubicación, nuevos modelos de empresas en zonas rurales y apoyos, cristalizaría un mejor porvenir.

[nota_relacionada id= 1179980]

El retraso de la toma de decisiones que nos permita bajar las emisiones nos pasará una factura mayor a largo plazo, el primer impacto será para los que laboren en el exterior, al ser más vulnerables al aumento de temperatura, por lo que agricultores y empleos informales serían los más afectados. En un escenario donde se logre abatir las emisiones, se estima la creación de 2.1 millones de nuevos empleos en México.

La transición energética al igual que la modificación de hábitos y tendencias en nuestro país y el mundo no es un efecto específico de una ley o un gobierno, es un cambio que forma parte de las nuevas generaciones que buscan una cultura hacia la responsabilidad ambiental.

POR JORGE LAVALLE
SOCIO DE ACCURACY LEGAL AND CONSULTING
@JLAVALLEMAURY Y
JLM@ACCURACY.COM.MX

lctl