Agua y saneamiento en América latina

Los Estados no han encontrado soluciones para promover el acceso al agua en condiciones de suficiencia

Agua y saneamiento en América latina

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, en la región latinoamericana y caribeña 34 millones de personas no tienen acceso a fuentes de agua segura y 106 millones carecen de saneamiento. Ante este escenario, las comunidades, principalmente indígenas, campesinas y periurbanas han encontrado en los sistemas comunitarios de agua y saneamiento el mecanismo para brindar acceso al líquido a más de 70 millones de personas.

No contar con agua y sistemas desaneamiento adecuados tiene repercusiones en la salud, alimentación, medio ambiente y en el derecho mismo de las personas a una vida digna, por lo que sin agua es imposible garantizar el cumplimiento de los derechos humanos. Desafortunadamente en América Latina y el Caribe, especialmente en áreas rurales, los Estados no han encontrado soluciones adecuadas para promover el acceso al agua en condiciones de suficiencia, salubridad, aceptabilidad, accesibilidad y asequibilidad.

En este contexto, el pasado 10 de junio, autoridades mexicanas presentaron al Parlamento Latinoamericano y Caribeño (PARLATINO) la propuesta de borrador de Ley Modelo de Sistemas Comunitarios de Agua y Saneamiento, elaborada de manera conjunta en un esfuerzo de coope-ración interinstitucional inédito, entre el Frente Parlamentario contra el Hambre -Capítulo México, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua de la Semarnat, la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en estrecha coordinación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en el marco del Programa "Mesoamérica sin Hambre".

De aprobarse la propuesta de LeyModelo en el PARLATINO se contaría con un instrumento regional que establecería criterios y directrices especializadas para el reconocimiento y fortalecimiento de estos sistemas, con una perspectiva de equidad de género, corresponsabilidad, justicia social y sustentabilidad.

Los retos que tenemos frente a nosotros en materia hídrica son muchos, existen gran cantidad de cuerpos de agua contaminados, acaparamiento, desperdicio y falta de innovación, lo que expone la necesidad de cambiar la visión del uso de agua, hacia uno más responsable, incluyente y equitativo, con responsabilidad intergeneracional.

Es importante avanzar en estos retos, y la propuesta de Ley Modelo presentada por México lo hace a través del reconocimiento de la organización comunitaria y de los derechos colectivos, apelando a la justicia hídrica, fomentando el trabajo interinstitucional que caracteriza al nuevo gobierno. Actualmente, las comisiones del PARLATINO están analizando la propuesta, esperemos que tenga una aceptación positiva para avanzar de manera conjunta en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

[nota_relacionada id=1170580]

POR ALEJANDRA ICELA MARTÍNEZ RODRÍGUEZ

DIRECTORA GENERAL DEL PROYECTO DE INTEGRACIÓN Y DESARROLLO DE MESOAMÉRICA DE LA SRE

@ALECICELA

eadp


Compartir