Haz tu denuncia aquí

Suerte, presidente

OPINIÓN

·

Estamos en la víspera. El presidente López Obrador ya durmió en Washington, a donde llegó ayer en un vuelo comercial, tras una escala en Atlanta.

Hoy es un día clave y decirlo no es lugar común. Lo es para el presidente y su sexenio, para Donald Trump y su futuro, pero, más importante, para México y los mexicanos. Hoy, López Obrador conocerá personalmente al presidente de EU y se reunirán, primero a solas y después con sus comitivas, para más tarde cenar con un grupo de empresarios de ambos países.

Por increíble que parezca, hay quienes apuestan que le vaya mal al presidente de México en su gira. Curiosamente los más críticos del viaje al extranjero, son los mismos que antes criticaban al presidente por no viajar al extranjero.

Parece que no los mueve tanto el interés del país, sino uno particular. Quieren que la gira a Washington sea un fiasco, un fracaso. Ansían ver a un presidente mexicano derrotado. Aun no se da el encuentro entre presidentes, y ya atizan contra el resultado del mismo. Hablan de “humillación” y a López Obrador, de vende patrias no lo bajan.

***

Claro que Trump no nos cae bien. Ha insultado una y otra vez a México y los mexicanos, pero es el presidente del principal socio comercial de nuestro país. En EU viven 30 millones de paisanos y al presidente le toca ser Jefe de Estado; no necesariamente hacer lo que quisiera, sino lo que debe. Sobre todo, porque atravesamos una profunda crisis económica y sin comercio e inversiones, no saldremos ni bien ni pronto del hoyo en el que estamos.

Sí, en EU están a la vuelta de la esquina las elecciones y se necesitará, por parte de la diplomacia mexicana, un manejo quirúrgico de la agenda, las formas y el fondo del encuentro, pero no ir a Washington no era opción. Por supuesto que el riesgo es alto. Por más que parece haber una buena relación a la distancia entre los presidentes, es impredecible lo que pueda pasar, como impredecible es Trump, pero había que ir. Y estando allá, AMLO debe aprovechar para enviar mensajes de certeza para invertir en nuestro país. El que lo acompañen empresarios mexicanos de diversos sectores, es una buena primera señal.

Los peligros son diversos. Trump buscará capitalizar la visita. Eso lo sabemos. El tema del muro en la frontera es la gran amenaza; habrá que relegarlo lo más posible de la agenda porque en él no hay ni habrá acuerdo.

¿Cómo sobrellevar la gira corriendo menos riesgo? Acotando temas, por ejemplo: que Trump vende como suyo el fin del TLC y la puesta en marcha del T-MEC; que López Obrador envíe mensajes de certidumbre a empresarios e inversionistas –le vendría bien a la golpeada economía mexicana- del otro lado de la frontera y agradezca el envío de ventiladores para la pandemia. Y si de paso se elimina una posible conferencia con preguntas y respuestas, y se opta por la firma de una declaración conjunta, inmejorable. [nota_relacionada id= 1130320]

La maniobra no será sencilla, pero a todos conviene que le vaya bien a López Obrador. A todos, menos a quienes persiguen un objetivo político y electoral, y alimentan el fracaso antes del encuentro. Suerte, presidente.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN
lctl