Haz tu denuncia aquí

La visita de Estado

Marcelo, te quería consultar: ¿crees que al señor Presidente le podremos pedir medicinas para el cáncer de los niños?

OPINIÓN

·

Mi amor, ¿te fijaste si empaqué los detentes? Es que yo al señor Presidente le tengo mucha confianza, pero igual es buena idea: como que allá no han terminado de domar a la pandemia, toda precaución es poca, y Huguito me dijo que era buena idea, aunque yo no sea una fuerza de contagio, sino moral. Qué joya, Huguito, ¿no? Sin él, tendríamos los hospitales llenos.

Oye, amor: ¿crees que la ocasión amerita una boleada de zapatos? Digo, es mi primera salida internacional.

González, ¿ya tiene los pases de abordar? No, no, no. Imprímalos, por favor. Nada de pantallitas de teléfono. ¿Sí se acordó de pagar los 200 pesos para que documente maleta?

Martínez, ¿confirmó si el hotel incluye desayuno? Perfecto, muchas gracias. ¡Ah, bufet! Uy, ya me hizo el día. Digo, nada como los chilaquilitos, claro, pero…

La corbata gris, ¿no, amor? Al señor Presidente le gustan los colores brillantes –le voy a preguntar dónde compra esas corbatas rojas– y no quiero que sienta que intento opacarlo con la morada.

¡No, no, no! Nadie lleva computadoras, Marcelo. ¿Para qué las quieren? Ah… Las benditas redes sociales. Bueno, está bien, pero una para todos. ¿Tú crees que Nezahualcóyotl necesitó aparatitos? ¿O Tata Lázaro? ¿O el Benemérito?

Marcelo, te quería consultar: ¿crees que al señor Presidente le podremos pedir medicamentos para el cáncer de los niños? Es que los conservadores se están aprovechando mucho de eso. ¿Qué te parece si le proponemos que a cambio mandamos a los de Jóvenes Construyendo el Futuro a ayudar con el muro?

Martínez, ¿me averiguó si todo el beis sigue suspendido allá? Encuéntreme algo. Aunque sea triple A, o de perdida softbol... Aunque a lo mejor el señor Presidente puede dar la instrucción de que reinauguren las Ligas Mayores. Un decreto, ¿no? ¿Será mucho abuso preguntarle?

Marcelo, se me ocurrió poner en el discurso un mensaje para los… ¿cómo les dices?: dri... drimers, ándale… Bueno, pues decirles que a la autoridad se le respeta. Creo que al señor Presidente le va a gustar. Iría abajito de lo de la fraternidad universal.

Mi amor, te confieso que este viaje sí me emociona. O sea, me pone nervioso —ya ves que yo me empiezo a acercar a las fronteras de nuestro México, lleno de diversidad cultural y gastronómica, y empiezo a sentir que nada tiene sentido—, pero es que el señor Presidente ha sido tan cálido, tan buen amigo… Ya viste cómo nos ayudó con lo de los ventiladores.

Es que el señor Presidente respeta mucho a los mexicanos.

¿Cómo que el único que habla inglés de mi equipo de trabajo eres tú, Marcelo? Necesito que estés en todas las reuniones, y entonces imagínate que tengo que pedir más jugo en el desayuno… A propósito, ¿ya sabes que es bufet? [nota_relacionada id= 1130826]

González, ¿ya están listas las Suburban?

Tenemos que ir saliendo, o no nos va a dar tiempo de pasar a la barbacoa.

POR JULIO PATÁN
JULIOPATAN0909@GMAIL.COM
@JULIOPATAN09

lctl