Haz tu denuncia aquí

Prepara Invea retiro de publicidad

Publica las bases para contratar a la empresa que se haga cargo del retiro de espectaculares en las azoteas

OPINIÓN

·

En días pasados, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea), de tristes y corruptos recuerdos, publicó las bases para la licitación pública nacional 001/2020 para la contratación del servicio para el retiro y desmantelamiento de anuncios y mobiliario urbano es sus diferentes tipos. Desde el inicio de esta administración, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, prometió revisar los permisos otorgados bajo el fantasma de la corrupción en el sexenio mancerista y retirar los espectaculares en azoteas, los cuales están prohibidos.

La secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda, Ileana Villalobos, ha hecho poco o nada sobre el particular, y qué decir de la anterior directora del Invea, María Idalia Salgado, quien fuera cesada por la doctora Sheinbaum por viajar en un avión propiedad de un empresario.

Ahora, la nueva responsable del Invea publica las bases para contratar a la empresa que se haga cargo del retiro, por una parte, de espectaculares en azoteas, los cuales provocan una infame contaminación visual y, por otra, mobiliario urbano ilegal que no cumple con los permisos otorgados como es el caso de las casetas telefónicas. En la anterior administración se encargó la iglesia en manos de Lutero. Se responsabilizó a Julio Serna, jefe de la Oficina de Miguel Ángel Mancera, para que llevara a cabo el reordenamiento de espectaculares. No reordenó nada, lo que hizo fue inmediatamente al ser designado coordinador de la campaña de Alejandra Barrales a la jefatura de Gobierno, tapizar la ciudad con espectaculares de su jefa. Claro, con el apoyo de su amigo, Ricardo Escoto, propietario de Rentable, entre otras empresas de espectaculares.

En el caso del mobiliario urbano, se dio un permiso para instalar casetas telefónicas, pero a la fecha no cuentan con teléfono, es decir, es un mero escaparate publicitario que solo produce contaminación visual y se vuelve peligroso para peatones y conductores. ¿Será porque son propiedad de Radio Fórmula?

Y qué decir de los parabuses en Paseo de la Reforma, que no cuentan con los permisos y autorizaciones de las diversas alcaldías y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Además de que se instalaron muebles que no fueron autorizados por la Comisión Mixta de Mobiliario Urbano de la CDMX, tal como lo denunciara en su momento el entonces diputado local por Morena, José Alfonso Suárez del Real, hoy Secretario de Gobierno.

Incluso, el oficio que emitió en su momento la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda a cargo de Jesús Gutiérrez, hoy prófugo de la justicia, condicionó su autorización a que la empresa obtuviera los permisos mencionados. Obvio, nunca se obtuvieron, pero el funcionario se hizo convenientemente de la vista gorda.

El fallo de la licitación del Invea está programado para el 5 de agosto y una vez que se conozca la empresa ganadora, esperemos que ahora sí se ponga orden en la materia.

Es momento de que los encargados de regular la publicidad exterior en esta administración cumplan las instrucciones de la jefa de Gobierno. Situación que sin duda será en beneficio de la ciudad, de los que la habitamos y del propio Gobierno que obtendrá recursos por la explotación publicitaria. No se puede dejar que sigan operando al puro estilo del hampa. [nota_relacionada id=1156969]

POR EDUARDO MACÍAS GARRIDO

EDUARDOMACG@ICLOUD.COM

@116GMAIL

eadp