Disrupción en salud

OPINIÓN

·

La tecnología ha venido transformando cada uno de los espacios de desarrollo del ser humano, esto ha generado incertidumbre para muchas personas por varias razones, pero destaco dos, la libertad cedida al control de la tecnología y el desplazamiento del hombre por ésta en actividades que venía desempeñando por décadas.

Para valorar adecuadamente una preocupación o miedo, es recomendable hacerlo desde la perspectiva del riesgo, pero también desde la oportunidad, y en estas líneas me centraré en la segunda.

El 2020 está siendo un año en el que todas las personas nos hemos replanteado nuestras prioridades, y la principal ha sido la salud. La inercia de nuestras aceleradas y muchas veces desordenadas vidas, nos suele orillar a ocuparnos de nuestra salud sólo cuando tenemos un malestar, un padecimiento o un síntoma evidente de que algo anda mal en nuestro organismo. Pero qué pasaría si cediéramos a la tecnología el cuidado de nuestra salud, si confiáramos en uno o varios dispositivos que nos pudieran prevenir que algo requiere ser atendido y que nos brinda la posibilidad de garantizar un estado óptimo de nuestra salud

El Doctor Daniel Kraft de la Singularity University, autoridad reconocida internacionalmente en el uso de la tecnología en medicina, ha dicho que los doctores en un futuro cercano nos recetarán más Apps y menos medicinas. Todos los sensores que tengan contacto con nuestro cuerpo, los wearables, como relojes, cinturones, anillos, zapatos, camisas y lentes, todos ellos dispositivos inteligentes, nos permitirán ocuparnos más de nuestra salud 24/7 y preocuparnos menos de nuestras posibles enfermedades. 

Pero si los dispositivos me evitaran menos consultas médicas y menos visitas al hospital, entonces ¿el mundo requerirá menos doctores? No, al igual que la tecnología ha venido cambiando el enfoque de muchas profesiones, así pasará a los profesionistas de la salud, quienes tendrán que adquirir otras habilidades y herramientas. Se verán motivados a una mayor interacción con otras profesiones y le dejarán a la tecnología las actividades que ésta pudiera hacer mejor, como: un diagnóstico de las miles de posibilidades de enfermedades, identificar si un lunar es maligno, la precisión de un corte en una operación o el identificar un tumor maligno, entre otras.

Si la tecnología es capaz de aumentar nuestra esperanza de vida, garantizarnos un menor sufrimiento, reducir la probabilidad de recibir una noticia fatal de una enfermedad terminal, aumentar nuestra calidad de vida, ayudarnos a desarrollar mejores hábitos para el cuidado de nuestra salud; entonces estamos ante una disrupción más en la historia de la humanidad, y esto debiera ilusionarnos a todos.

Si quieres conocer más al respecto o hacernos saber tus comentarios, ¡contacta al equipo de Revolución 5.0 al correo contact@disruptivelabs.mx o nuestras redes @DisruptiveLabs, con gusto te leemos! 

Colaboración elaborada por Roberto Galíndez, miembro del equipo de Disruptive Labs. [nota_relacionada id=1157564]

POR DISRUPTIVE LABS

CONTACT@DISRUPTIVEGOVLABS.COM

eadp