Haz tu denuncia aquí

Hacen agua Programas Producción para el Bienestar

OPINIÓN

·

Tal como los “agroyuppies” lo anticiparon hace más de un año, los Programas Producción para el Bienestar  que operan la secretaría de Agricultura y  Segalmex  con un presupuesto de 11 mil millones de pesos para este año, y cuyo principal ingrediente es regalar dinero a más de 2 millones de productores de maíz, frijol -con gorgojo-, arroz, trigo y otros granos,  para que sus familias vivan y coman bien, sólo han servido para mantenerlos felices, con “cash” en los bolsillos y listos para votar por ya saben quién en las elecciones del 2021.

¿Y la producción Apá? Pues Está por los suelos. ¿O sea que eso de que con tales programas íbamos a conseguir la autosuficiencia alimentaria y por ende dejaríamos de importar granos fue puro cuento? ¡Por supuesto!

Y para muestra basta un botón:

Las importaciones de granos y oleaginosas acumuladas en la primera mitad de este año registraron una cifra récord al sumar de 17.23 millones de toneladas, lo que representa un alza de 4.6% contra las 16.47 millones de toneladas métricas que se importaron en el mismo periodo de 2019, señalan los especialistas del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, que dirige Juan Carlos Anaya.

Comparando el volumen acumulado a Jun-2020 vs Jun-2019, las importaciones de maíz son mayores en 4.9% ; las compras de soya rebasan en 0.7% con 3.9 millones; las importaciones de trigo son más altas en 5.4%; suben en 18.0% las importaciones de canola; se incrementan en 8.5%; los bajos precios incentivan las compras de cebada y malta en 66.6%; las compras de arroz registran cerca de un 22% más que en 2019. El valor de las compras realizadas en el primer semestre del año asciende 4,600.4 millones de dólares contra 4,414.6 millones que se gastaron en el mismo lapso de 2019, lo que representa un alza de 4.2%, señala la consultoría.  

Desde que se pusieron en marcha los programas Producción para el Bienestar, los agroyuppies, quienes gracias al TLC y a las políticas públicas de los neoliberales consiguieron que en menos de dos décadas el campo mexicano se volviera productivo y competitivo— comentaron: Repartir dinero como si fuera confeti NO significa que en automático aumente la productividad, ni que se haga realidad el sueño de la seguridad alimentaria. Y hoy lo estamos comprobando.

[nota_relacionada id=1163240]

Lo paradójico del asunto, es que según el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), en mayo el sector industrial registró un decrecimiento de 29.7 % y el de servicios -19.1%, el agropecuario creció 3%. Mal harían la secretaría de Agricultura y Segalmex en “colgarse esta medalla” que corresponde a aquellos participantes que aun con la reducción de apoyos productivos y bienes públicos hacen la tarea.

AGENDA PREVIA

Otro de los programas que se encamina al fracaso, es la adquisición y operación de los 8 mil cajeros que prometió el Banco de Bienestar para que los beneficiarios de los programas sociales reciban sus dádivas directamente y sin intermediarios.   Al parecer el gobierno ya no tiene lana para la compra.  

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM 
@LUISSOTOAGENDA

lctl