Haz tu denuncia aquí

El blablablá vespertino de Palacio

Su falta de oficio y profesionalismo también se observa cuando ofrece otro pretexto por haber dejado plantados a los gobernadores panistasEl blablablá vespertino de Palacio

OPINIÓN

·

Hugo López-Gatell actúa como maestro de ceremonias de feria de pueblo en Palacio Nacional. Lleva meses prometiendo —sin que nadie se lo exigiéramos— una curva aplanada de contagios por el Covid-19. No entiende, y muchos mexicanos y mexicanas junto con él, que no puede hablarse —como en otros países— de un rebrote en los contagios sencillamente porque no hemos salido del primer brote.

Hasta la semana pasada aceptó que “tal vez” el cubrebocas nos puede ayudar a disminuir la pandemia. Mejor salió el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a hablar de lo positivo y provechoso que sería asumir e impulsar la “economía del cubrebocas”...

El ir en contra del uso de la mascarilla, de practicar pruebas masivamente (o, de perdida, representativas a nivel municipal), quitar las jornadas de sana distancia y no dar las cifras de lo que en realidad sucede ha logrado que los mismos gobernadores de Morena no confíen en Gatell. No ha sido al revés, como pretende hacernos creer el coordinador de los esfuerzos gubernamentales contra la pandemia. 

Sus baladronadas son épicas, al grado de decir que se acerca el punto de cero crecimiento de la epidemia para la Ciudad de México y el Estado de México, eso inmediatamente después de haber dicho lo contrario. ¿Las pruebas para afirmarlo? No hay una cifra, dato o estudio que sustente lo que comenta.

Ha pasado de ser un científico a sentirse estrella de tardeada. Fue la semana pasada de trabajo a Chiapas y López-Gatell no visitó hospitales. Su viaje fue más bien algo parecido a una gira de campaña electoral.

Uno de los gobernadores más serios emanados de Regeneración Nacional y amigo personal de López Obrador, el de Tabasco, Adán Augusto López, fue filmado quejándose de que las cifras que ha dado López-Gatell sobre la ocupación hospitalaria no corresponden con lo que la entidad ha dicho. ¿La justificación del subsecretario a lo anterior? Simplemente decir que se trataba de un video casero y que el gobernador no sabía que lo grababan. Dijo que él lleva una buena relación institucional con el gobernante. 

La respuesta no solo muestra el grado de distanciamiento con la realidad, sino que López-Gatell utiliza a “la bendita ocupación hospitalaria” —sobre la que erróneamente se sustenta la estrategia nacional contra el virus— como mejor le place. 

Su falta de oficio y profesionalismo también se observa cuando ofrece otro pretexto por haber dejado plantados a los gobernadores panistas; dice que “querían un trato especial”. El subsecretario se equivoca si solo hace acto de presencia donde recibirá adulación y aplausos. Eso lo tendrá cada vez menos.

Además, después de todo, lo único que importa es que se requiere trabajar en conjunto para lograr la pandemia, independientemente de las simpatías. 

Siendo él quien lleva la estrategia para enfrentar al Covid, raya en lo increíble que tuviese que ser la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien le regalara un cubrebocas. Pero de poco sirvió: acto seguido, en una muestra de cinismo absoluto, López-Gatell se lo obsequió a otra persona.

Jugando con la esperanza de la gente, dice que nos debemos centrar en la pronta vacuna. No importa que para eso falten meses; no le hace tampoco que eso es precisamente lo que está fuera de sus manos ofrecer o gestionar. Para los infectados y los muertos que habrá en ese lapso tiempo, no ofrece solución ni empatía.

Eso sí, todos los días el merolico de la tardeada de Palacio se sonríe por cómo engaña con sus cifras falsas. De cómo corre para llegar a tiempo a su conferencia donde se ufanará de no tener los hospitales llenos. Mientras, a México le duelen todos los más de 40,000 muertos por el Covid-19 que fallecen fuera de los mismos. [nota_relacionada id=1157144]

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN

VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM 

@MALOGUZMANVERO

eadp

Escucha aquí nuestro exclusivo podcast de Coronavirus: