Haz tu denuncia aquí

Cuba: exportación de servicios médicos

OPINIÓN

·

Por mucho tiempo, el gobierno cubano ha ofrecido servicios médicos a diversos países como una forma de allegarse divisas y con ellas poder sufragar el pago de importaciones alimentarias y de otros bienes de consumo que le son necesarios para su subsistencia. Desde el punto de vista comercial, su esquema ha sido exitoso, ya que permanentemente, a nivel internacional, surgen viejas y nuevas epidemias, como lo es el actual caso del coronavirus, que requieren del auxilio médico de otros países. 

Así, en los últimos años, la venta de servicios médicos de Cuba al exterior ha significado, según algunas fuentes, la entrada de divisas más importante, aportando alrededor de siete mil millones de dólares, aproximadamente un 10 por ciento de su PIB, y generando una gran cantidad de empleos estatales.

A la fecha, se estima que Cuba ha enviado al exterior cerca de 400 mil médicos que han cubierto mas de 160 misiones en muy diversas partes del mundo como África, Oriente Medio, Asia y América Latina. Recientemente, a causa del coronavirus ha enviado 34 brigadas a 27 países entre los que se encuentran: Italia, Andorra, Honduras, México y Venezuela

Lo curioso del caso es que, por alguna razón, dichas campañas se manejan como una labor altruista de “buena fe” del gobierno cubano, lo que es poco veraz, pues cada envío de médicos y asistentes u asesores tiene un alto costo para los países anfitriones, que genera grandes retornos al gobierno isleño. 

Normalmente las negociaciones para el envío de profesionales de la salud se lleva a cabo de manera oculta, mediante contratos de circulación restringida, evitando con ello transparentar los términos y condiciones de los mismos. Hay quien ha mencionado que lo anterior obedece a que los montos cobrados por el gobierno cubano son muy altos en relación a lo que se retribuye a cada médico u enfermera enviado al exterior, lo que ha dado pie a que dichas misiones de “buena fe”, sean calificadas como una especie de trata de personas a nivel internacional.

Por sí fuera poco, en el caso de México, diversas asociaciones médicas han señalado, además, que los galenos cubanos contratados recientemente por las autoridades en apoyo al combate del coronavirus son médicos generales, no certificados, que no reúnen las competencias requeridas, no cuentan con los requisitos establecidos por las leyes vigentes y carecen de algún aval de colegios de profesionistas. 

En alguna ocasión visitando Cuba, topé con varios trabajadores independientes, “cuentapropistas”, como les llaman allá (taxistas, comerciantes, etc.) que me comentaron haber estudiado economía en la universidad lo que, por sensibilidades de ego, me daba gusto; pero cual sería el chasco, en todos los casos en que iniciábamos plática sobre programas de estudio, materias, bibliografías, etc., no tenían ni la menor idea, no se diga de teorías económicas aplicadas en el mundo capitalista, desconocían autores básicos y elementales de la Academia de Ciencias Económicas y Sociales de la extinta URSS, lo que siempre me ha dejado grandes dudas respecto a lo que se dice del sistema educativo cubano. Me pregunto: ¿No pasará lo mismo con los médicos de ese país?

[nota_relacionada id=1126069]

POR AGUSTÍN GARCÍA VILLA

ANALISTA ECONÓMICO

ORBE@HERALDODEMEXICO.COM.MX

amf / eadp