Haz tu denuncia aquí

No hay peor ciego...

El presidente López Obrador no quiere reconocer que México vive el peor momento de la crisis por coronavirus

OPINIÓN

·

Por más que insistimos los medios de comunicación, analistas, observadores, colaboradores, gobernadores y un largo etcétera, para que Andrés Manuel López Obrador reconozca la verdadera situación por la que México atraviesa por la pandemia de COVID-19, el empleado de Palacio Nacional siempre tiene otros datos y para él es un asunto dominado y prácticamente cosa del pasado.

Ni el presidente López Obrador, ni Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, quieren reconocer que nuestro país vive el peor momento de la crisis por coronavirus que azota al mundo, en la que ya ocupamos el tercer lugar a nivel mundial en número de fallecidos por la enfermedad, sólo por debajo de Estados Unidos, que ya registra más de 138 mil muertos, y Brasil, con más de 75 mil.

Con casi 37 mil fallecidos y 317 mil 635 contagiados acumulados al día de hoy, México es además el país con la mayor letalidad del mundo por coronavirus, con 11.61 por ciento, es decir, por cada 100 mexicanos contagiados, fallecen 12 personas, mientras que a nivel mundial la letalidad de la enfermedad ha bajado a 4.6 por ciento. Si a estos datos sumamos la revelación de Amnistía Internacional sobre que México ocupa el quinto lugar a nivel mundial por fallecimiento de personal médico, con 248 especialistas fallecidos, la situación es más que preocupante y vergonzosa a nivel internacional.

Al presidente López Obrador parece no preocuparle, insiste en la necesidad de regresar a la normalidad para recuperar el dinamismo económico, lo cual es entendible, pero la “nueva normalidad” que se aplica desde el primer día de junio, ha tenido un costo muy elevado y políticamente ha significado un enorme desgaste para la presente administración.

Si existiesen datos reales para entender la posición del Presidente, créame que se los compartiría, pero no los hay: la curva “no se aplana”, no se desacelera la velocidad de contagio, ni se ha reducido la cantidad de fallecimientos que se se suman a la lista diariamente.

El ritmo de contagio oscila entre seis mil y siete mil casos diarios y el número de fallecidos promedia los 600 por día. La sociedad también tiene una gran carga de responsabilidad. Con el argumento de la necesidad de trabajar y el “hartazgo” por el encierro, la gente abarrota calles y sitios públicos, lo que provocará un contagio de pronóstico reservado para las siguientes tres semanas.

Éstas son verdades, con datos de la propia Secretaría de Salud y no son ataques de “los adversarios”. López Obrador necesita ser más sensato, aunque es una cualidad que no se le da.

[nota_relacionada id= 1143523]

Corazón que sí siente

Ricardo Monreal, senador por Morena, se mantiene inquebrantable ante los ataques e insultos de John Ackerman, quien decidirá quiénes serán los consejeros del INE. Sume otra diferencia mediática dentro del partido del Presidente.

POR JESÚS MARTÍN MENDOZA
JESUS.MARTIN.MENDOZA001@GMAIL.COM
@JESUSMARTINMX

lctl

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus