Haz tu denuncia aquí

Bofetón a la industria farmacéutica

OPINIÓN

·

Si en sus tiempos de Secretario de Salud (1994-1999) Juan Ramón de la Fuente fue uno de los principales impulsores de la industria farmacéutica nacional, hoy, otro es su cantar.

Quienes esperaban o suponían que el ex rector de  la UNAM los defendería ante el Presidente de la República, se llevaron un palmo de narices.

La sentencia matutina de López Obrador se cumplió: El sector Salud no volverá a comprar los fármacos en México hasta que quienes se dedicaban a la venta de medicamentos “entiendan que ya se acabó la corrupción”.

Hasta entonces, advirtió, se volverán a adquirir los medicamentos en el país.

El decreto presidencial fue genérico. A nadie de la industria farmacéutica salvó. Todos –sin acusación legal de por medio- fueron lanzados por el inquilino de Palacio Nacional a la buchaca de “corruptos”:

"No vamos a estar como rehenes de grupos que hacían su agosto, que lucraban, que vendían hasta medicamentos adulterados, caducos, que acaparaban todas las compras del Gobierno, de medicamentos…; laboratorios muy famosos que pensaban que por tener buenas relaciones con los medios de información y con campañas de desprestigio al Gobierno, nos iban a doblegar".

Unas horas después de tal admonición, el secretario de Salud Jorge Alcocer anunciaba  que –vía la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)-  harían una inversión de alrededor de 60 mil millones de pesos en compras consolidadas de alrededor del 80 por ciento de los medicamentos a nivel nacional.

Las compras, subrayó, se harán en el mercado internacional, con base en licitaciones a cargo de OMS y la OPS. Incluyen las necesidades del IMSS, del ISSSTE, de Pemex, de los gobiernos estatales.

Y sí, vueltas que da la vida, De la Fuente (actual representante de México ante la ONU) será el enlace con las organizaciones internacionales de Salud para echar a andar “con los propios requisitos que ellos tienen de transparencia y de rendición de cuentas y rigurosos, las licitaciones correspondientes para los próximos años”.

Me parece que es una muy buena decisión, asentó el ex rector de la UNAM. Y una de sus ventajas es que ya no será necesario que el Estado haga directamente licitación por licitación.

Lo que sí dejó ver De la Fuente es que esto tomará un tiempo, pues hay que hacer los convenios: “No va a estar operando la semana que entra”.

Será cuestión de meses, sin duda.

En cuanto al problema de abasto de algunos medicamentos que se tiene actualmente, todavía tomará un poco de tiempo. Según el titular de Salud, con la pandemia se retrasaron los envíos, no había vuelos; pero “ahora irá mejor”, aseguró.

A quienes no irá mejor será a un buen número de empresas farmacéuticas (muy antiguas algunas) que nada tienen ni tenían que ver con esa historia de mafia y corrupción en la que se les enredó a todas por igual.

•••

GEMAS: Obsequio de Ricardo Salinas Pliego, miembro del Consejo Asesor Empresarial de AMLO: “La libertad y la movilidad social han elevado la condición de miles de millones de personas, sacándolos de la miseria en la que por siglos habían vivido. Por desgracia, los promotores de la miseria quieren regresarnos al agrario y la servidumbre; esa es la propuesta NEOCOMUNISTA”. [nota_relacionada id=1143261]

POR MARTHA ANAYA 

MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM 

@MARTHAANAYA

eadp