Haz tu denuncia aquí

Reactivación en la CDMX, fracaso total

Las disputas internas en el gobierno de la Ciudad son evidentes, pero más preocupante es la falta de liderazgo y capacidad de planeación

OPINIÓN

·

Por siglos la Ciudad de México ha sido ejemplo a seguir. Recientemente, en materia democrática, nuevamente cambió la forma de ver y hacer política. Siempre crítica, evolucionada y exigente ha forzado procesos históricos de transformación. Punto de gravedad y organización civil, que después del sismo de 1985, de nuevo se hizo consciente de su fuerza y estatura, y promovió la alternancia política en el '88, mejor conocida como "la caída del sistema". En consecuencia le fue entregado el poder en 1997.

En 2012, tres gobiernos después, con un apoyo nunca antes visto fue electo Miguel Ángel Mancera. Rápidamente, los capitalinos se dieron cuenta que representaba una simulación. Miles de millones de pesos a la basura y a la bolsa de un buen número de  políticos, caracterizados por su ineptitud, superficialidad y ausencia de gobierno. Muy a su estilo, no quisieron escuchar el malestar evidente de la ciudadanía y terminaron por destruir al partido que los creó y dotó de toda su fuerza, el PRD.  En consecuencia en 2015 Morena fue ampliamente ganador.

Ahora, el Presidente de la República entorno a la pandemia del COVID-19 pretendió ser un ejemplo, y lo logró. El objetivo era tener la primer ciudad del país en reactivarse social y económicamente. Dar orden al comercio, y al mismo tiempo reactivar la movilidad y tránsito de las personas. Había que demostrar al resto del país como se podía reorganizar a la sociedad. Otras ciudades en el mundo, ya lo habían hecho meses atrás con relativo éxito : Paris, Madrid, Roma, Londres, Nueva York, Los Angeles, entre otras. Le tocaba el turno a la Ciudad de México. Eligieron el Centro Histórico, dónde 1.5 millones de ciudadanos transitan diariamente, según los estudios origen-destino.

Diseñaron un plan para la semana anterior y ante el rebrote, titubeando lo pospusieron una semana más. Semáforo naranja, semáforo rojo, y de pronto, semáforo en verde. Esto provocó ríos de gente en el centro de la capital, un desorden masivo y epicentro de contagios. Fracaso total. De nuevo, el cierre del centro para reorganizarse y terminar en una muy mala broma: filtros con acceso por letra inicial del apellido de la A a la L lunes, miércoles y viernes, y martes, jueves y sábado de la M a la Z.

Las disputas internas en el gobierno de la Ciudad son evidentes, pero más preocupante es la falta de liderazgo y capacidad de planeación. En la última encuesta del Distrito Federal 12, que abarca el primer cuadro, Paseo de la Reforma, las colonias Juárez, Roma (Sur y Norte), Condesa y Av. Chapultepec,  7 de cada 10 ciudadanos están inconformes con el gobierno de la CDMX y el Presidente de la República. Curiosamente dónde el gobierno calificó que utilizan menos cubrebocas y señaló como las colonias de mayor riesgo de contagio. Justo el COVID-19 destapó a la zona de mayor progresividad política en contra de Claudia Sheinbaum y Andrés Manuel López Obrador.

Le siguen otros Distritos Federales el 6 de Magdalena Contreras, el 17 de Álvaro Obregón, el 15 de Benito Juárez, el 10 de Miguel Hidalgo, el 3 de Azcapotzalco, el 2 de Gustavo A. Madero y el 9 de Tlahuac. Actualmente están en riesgo 8 de 24 distritos federales  en la CDMX. En palabras del nuevo bufón del circo, el "doctor" López Gatell, quien afirmó el día de ayer que vamos a la mitad de la pandemia. Es decir, lo peor está por venir en materia de salud y en materia económica mejor ni hablamos ¿verdad?

No importará cuánto dinero regalen (ya lo hizo el PRD en 2015 y 2018, y no le alcanzó), cuánta confrontación exista, cuántas promesas o acusaciones al neoliberalismo haga, este gobierno ha sido en 19 mese ejemplo, de como privilegiar un anticuado dogma por encima de todo lo demás, incluyendo la vida de seres humanos. De eso se trató esta crisis. De vidas, de personas, no de política ni elecciones. No de la esposa del presidente y sus desplantes, del hijo y sus complejos, de la consentida y su notoria ineptitud, o del equipo de la Ciudad y su incapacidad para organizar la reactivación de la "nueva normalidad" (otra incongruencia, si es nuevo por supuesto que no puede ser normal). Se trata de seres humanos, de vidas, las cuales han sido incapaces de defender.

Por eso, la ciudadanía le comienza a dar la espalda. Falta observar si la oposición y personajes como Marko Cortes, Ricardo Anaya, Alejandro Moreno, José Murat, Ángel Ávila, Jesús Zambrano, Jesús Ortega, Dante Delgado, Enrique Alfaro, José Antonio Meade, los Gobernadores del PAN, PRI y PRD lo entiendan, y con humildad aprendan y reconozcan sus propios errores, se reinventen, escuchen la demanda real de los ciudadanos por encima de egos e intereses personales y comprendan que no es su proyecto, que el proyecto es de una nación que grita, que demanda, que exige verdaderamente  un presente y futuro distinto. Eso, si sería un parteaguas para toda la Nación. [nota_relacionada id=1137241]

POR MARTHA GUTIÉRREZ

ANALISTA EN COMUNICACIÓN POLÍTICA

@MARTHAGTZ

irv / eadp

No te pierdas el podcast exclusivo de COVID-19