Haz tu denuncia aquí

No Atlas, no lo entendemos

OPINIÓN

·

Sin duda son días difíciles para escribir de cosas nuevas, por eso hoy voy a platicarles de algo antiguo: el Atlas. Los Zorros van a cumplir 104 años el próximo 15 de agosto. Uno pensaría que un club con tanto tiempo tendría sus vitrinas, si no llenas, sí con algo más que una liga y cuatro copas. La realidad es que el Atlas sólo está ahí, flotando en Jalisco.

Me acuerdo que los Rojinegros sacaron una campaña en 2016 que decía: “Aunque te lo explique, no lo vas a entender”, esto salió por las constantes burlas al equipo y los cuestionamientos que señalaban ¿cómo pueden tener aficionados si nunca ganan?; hoy, cuatro años después de la mencionada campaña, seguimos sin entender cómo siguen generando nuevos seguidores. Para sufrir uno puede escoger al Cruz Azul, por ejemplo, que si bien no ha ganado la liga, compite muy seguido y ha ganado la Copa o la Concacaf Liga de Campeones.

Antes de arrancarme con la desafortunada historia de los Zorros, quiero señalar que estamos hablando de un club que fichó a Renato Ibarra, sí, el ecuatoriano que pisó la cárcel (aunque fuera un día) por violencia doméstica. América hizo bien en prescindir de él, pero en lugar de vetarlo de la liga (aun cuando fuera de forma verbal entre dueños), lo contratan en el Atlas; me parece que no es algo que pueda enorgullecer a los rojinegros.

Haciendo historia, el Atlas ganó su único título de liga en la temporada, 1950/1951, es decir, hace 69 años; esto también significa que jamás han ganado una final de liga (ésta inició en 1970). La última vez que ganaron la Copa fue en 1968. Si fuera válido contar el ganar en la Segunda División, su último campeonato oficial fue en 1979, hace 41 años; sin embargo, con frecuencia escuchamos que es un equipo “de tradición”, pero habría que distinguir el ser “viejo” y el ser de “tradición”.

Es importante decir que su afición, como lo dice el nombre de su barra, es fiel, de las más leales que hay en el país; han aguantado malas gestiones, fichajes mediocres, técnicos malos y administraciones que sólo van a calentar el asiento. Pero desde aquel título del 51, el Atlas, como institución, se ha encargado de decepcionar a sus seguidores año con año. Si no fuera por que acaban de eliminar el ascenso y que el Veracruz desapareció, los Zorros ya hubieran descendido. De cualquier forma les aseguro que dentro de seis años, cuando aparentemente volverá a haber descenso, seguirán peleando por no perder la categoría. Su director técnico, Rafael Puente Jr., tiene el récord de más derrotas seguidas en torneos cortos; él es el entrenador que llevaron para levantar al equipo.

Con todo esto, debemos reconocer que el Atlas le ha dado futbolistas importantes a México; a finales de los años 90, Marcelo Bielsa llegó a los rojinegros, El Loco, conocido por su trabajo con los jóvenes, sacó de la cantera a jugadores cómo Rafael Márquez, Pável Pardo, Jared Borgetti y Oswaldo Sánchez. Después, Ricardo La Volpe siguió con un buen trabajo en el club y en sus fuerzas básicas tuvo a José de Jesús Corona. La última joya que salió del equipo fue Andrés Guardado, uno de los más constantes en los últimos años y con una buena carrera en Europa.

Probablemente el Atlas seguirá sin ganar, por lo menos hasta que tenga una administración que realmente ame al club y tenga un proyecto sólido y con abundante capital financiero, como hicieron los Tigres. Mientras, habrá que agradecerles por esos grandes jugadores que aportaron a la Selección y por la capacidad que tiene para seguir atrayendo aficionados. Como formadores de talento son de lo mejor del país, pero hemos visto una y otra vez que sacar a la luz buenos jugadores no es suficiente. Espero que por sus aficionados fieles puedan dejar esa zona gris en la que viven y sean competitivos.

[nota_relacionada id=1136777]

COLABORADOR

GERUCORREA@GMAIL.COM

@EL123PORMI

irv / eadp