Haz tu denuncia aquí

Sálvese quien pueda

OPINIÓN

·

Un problema de salud pública, de la magnitud de la pandemia, no admite en ningún sentido ataques políticos oportunistas. En estos momentos, la decisión del gobierno debería ser completamente respaldada por todos. La unidad en casos de emergencia da buenos resultados, como siempre lo ha demostrado México en las malas. Sin embargo, lo que está pasando ahora es complejo, porque las autoridades sanitarias han ido perdiendo credibilidad; los pronósticos han cambiado y los tiempos se han ajustado ya muchas veces. El modelo centinela es hoy como un fantasma que alimenta la especulación.

Lo cierto es que, alrededor de nosotros, los casos están más cerca de nuestro entorno cotidiano, mientras los semáforos cambian a placer de las autoridades, quienes aparte reflejan nula coordinación o lógica en las decisiones tomadas. De acuerdo a cálculos de los últimos días, la semana podría terminar con más de 350 mil contagios, de los cuales solo serán contabilizados 50 mil. En un modelo sin pruebas, y ahora con regresos forzados a la normalidad, esto implica que el ritmo de contagio podría aumentar frenéticamente en las siguientes semanas.

Si lo peor no ha llegado y la credibilidad de las autoridades ya no existe, entonces estaremos caminando en una senda que podría convertirnos en uno de los países con mayores contagios, más muertes y mayor tasa de mortalidad. Si la estrategia está equivocada y no habrá de otra, quedan muchas cosas por hacer desde la perspectiva de los ciudadanos. Por un lado, la sana distancia debe continuar en la medida de lo posible, y el uso del cubrebocas debe ser obligatorio en todo momento por respeto a los demás y principio de convivencia esencial

Por otra parte, las empresas deben alentar una campaña masiva para generar pruebas y regresar al trabajo con seguridad, evitando brotes masivos. Las pruebas podrán ser inútiles para López-Gatell, pero en todo el mundo son la herramienta para salir de la pandemia. Tener pruebas con un costo de 3 mil pesos, vuelve imposible la cruzada que debemos realizar los mexicanos para volver a trabajar, recuperar nuestra economía, repensar la salud pública, rendir homenaje al personal médico y recordar a quienes han muerto en estas semanas.

El Covid-19 simplemente no puede ser enfrentado sin políticas públicas robustas, información veraz y estrategia; no podemos ganar con un modelo de “sálvese quien pueda”. Las lecciones que vienen de otros países sugieren lo mismo todo el tiempo: principios de solidaridad colectiva, disciplina y apego a la estrategia, y congruencia para hacer despegar a la economía. No creo en los linchamientos públicos. Nadie puede garantizar el no equivocarse gobernando, pero sí se debe tener responsabilidad, porque afuera hay familias que sufren y una economía que está en terapia intensiva. En lo que se endereza el rumbo, tomemos nosotros mismos el liderazgo de no esperar que alguien haga algo por nosotros; luego tendremos oportunidad de mirar atrás, pero ahora concentrémonos en mirar hacia adelante.

[nota_relacionada id=1107337]

JAVIER GARCÍA BEJOS

POR JAVIER GARCI?A BEJOS

COLABORADOR

@JGARCIABEJOS

eadp

No te pierdas el podcast exclusivo de COVID-19