Haz tu denuncia aquí

Advierten consejeritos al guardián

OPINIÓN

·

Bastó que el nuevo guardián de las elecciones amenazara one more time con “darle cuello” al INE porque, a su juicio, no garantiza la transparencia en las elecciones, para que los consejeritos de la Comisión de Quejas y Denuncias rechazaran medidas cautelares que solicitaron el PAN y el PRD en contra del presidente de la República y del Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia, por el presunto uso indebido de recursos públicos con impacto en material electoral. No existen los requisitos para aplicar dichas medidas, resolvió la autoridad.    

En tono de burla a la sociedad, la mencionada comisión emitió un pronunciamiento que tiene como destinatarios a los servidores públicos de todos los ámbitos y niveles de gobierno, especialmente y de manera destacada al Presidente de la República y a su  vocero, para que en todo tiempo, ajusten sus actos y conductas a los límites y parámetros constitucionales, recalcándoles “la prohibición de utilizar o aprovechar los canales o vías oficiales de comunicación para introducir cuestiones electorales”, y “de conducirse con imparcialidad y neutralidad a fin de no afectar la equidad en la contienda…”

¡Uyyyy, qué miedo! Exclamaron inmediatamente los funcionarios aludidos.  El Consejero Jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer, les respondió a los consejeritos del INE: “Lo único que plantea el presidente de la República es: ‘no voy a permitir que recursos públicos vayan a las campañas’. Eso no es intervención, al contrario: eso es cuidar la elección. Eso es ser responsable y demócrata. El INE se equivoca con el planteamiento que hace y el presidente hace lo que tiene que hacer y lo correcto”. Y remató: El presidente está comprometido con la democracia, no va a dejar que ningún funcionario público intervenga en la elección del próximo año, incluso va a sancionar a cualquiera que quiera usar recursos públicos para la misma”.

¿Les va a cortar las uñas de las manos y de las patas? Pregunta el respetable.

Llama la atención de los observadores políticos objetivos e imparciales, que funcionarios de MORENA que trabajaron en campañas presidenciales de candidatos priistas, y saben que en todos los procesos electorales prevalecen los usos y costumbres que le ponen precio a los votos ciudadanos en “cash” o en especie utilizando recursos públicos, se presenten ahora como adalides de la democracia y la transparencia.

AGENDA PREVIA

Vaya ocurrencia del senador de Morena, Alejandro Armenta, de proponer etiquetar las bebidas azucaradas con una leyenda similar a la que tienen las cajetillas de cigarros, en las cuales se alerta que su consumo puede causar cáncer y otros padecimientos terribles, terribles. ¿O sea que además del nuevo etiquetado de la NOM51, que advierte los riesgos del consumo de los “chescos”, el senador quiere otra leyenda? Pues al menos que la pongan en la corcholata, porque en las botellas no hay espacio.

POR LUIS SOTO

LUISAGENDA@HOTMAIL.COM 

@LUISSOTOAGENDA

 kyog