Haz tu denuncia aquí

El material propagandístico del New York Times

OPINIÓN

·

Dudo que tres corresponsales extranjeros se hayan puesto de acuerdo para publicar el mismo día notas críticas a las cifras del gobierno de México sobre Covid-19, las cuales –como el propio subsecretario López Gatell ha reconocido en innumerables ocasiones—están subestimadas. 

Lo que sí es probable, sin embargo, es que estos corresponsales frecuenten círculos sociales similares y hagan política en los mismos grupos. Sí, política. Porque los periodistas también la hacen –los buenos y los malos–. 

Política, por ejemplo, fue lo que hizo el propio New York Times en 2004 con las armas de destrucción masiva que justificaron la intervención en Irak y el diario apoyó a través de una editorial (shorturl.at/rMZ04).

Pero volvamos a lo terrenal. Es altamente probable que la visión de Azam Ahmed, el autor de la nota más polémica de todas, la que publicó el Times, está relacionada a las influencias que ha recibido en el país este corresponsal. Probablemente, a que ha sido incapaz de ampliar el espectro de sus informantes. 

“De acuerdo con una fuente con conocimiento del tema”, el jefe de la oficina del New York Times en México es un asiduo promotor y  asistente a cenas y otra suerte de convivios frecuentados por los Krauze, periodistas cercanos al señor Claudio X (sobre quien Ahmed escribió una pieza en la que lo glorificaba como “una de las figuras más veneradas del mundo empresarial mexicano”), influencers como Chumel Torres y Callo de Hacha, además de embajadores e integrantes de la socialité civil más agraviada por este régimen. Todos ellos, según “otra fuente con conocimiento del tema”, han visitado el departamento de Ahmed en La Condesa...

Empleo la misma forma de citar de Ahmed– que él utiliza para sustentar una de sus afirmaciones más afiladas–, a pesar de no tener el privilegio de ser un corresponsal del Times ni el derecho a dormirme en los laureles de quien trabaja para el medio más prestigioso del mundo. Lo hago, a pesar de no estar facultado a bajar la guardia cuando desde la metrópoli lo mandan a uno a cubrir las colonias, donde la exigencia de los editores frente al rigor periodístico no siempre alcanza los mismos estándares.

Desde luego que escribo esto con profundo respeto y admiración hacia el mejor diario del mundo. Uno que en sus casi 170 años de historia, a pesar de haber cometido errores, ha ganado 125 premios Pullitzer, más que ningún otro. Que se ha caracterizado por exigir el máximo juicio y la mayor autodisciplina para evitar la parcialidad o siquiera la apariencia de esta. 

[nota_relacionada id=1016855 ] 

La pobreza de la nota de Ahmed no solamente ha sido criticada entre los simpatizantes o allegados a la 4T. Lo han hecho, por mencionar a algunos, desde Jorge Zepeda Patterson, hasta Ulises Castellanos, Daniela Pastrana, Oswaldo Zavala, Ignacio Rodríguez Reyna, pasando también por el ex director de Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, quien ha sido autor de portadas muy críticas en contra de este gobierno. 

Particularmente demoledor es el texto que publica Kurt Hackbarth en Jacobin. Sin piedad destruye la nota de Ahmed. Los señalamientos que hace desnudan las debilidades del pobre trabajo periodístico, uno que Hackbarth considera como “vaguedades anecdóticas” y “el cóctel perfecto para una pieza que jamás aprobaría un profesor de periodismo”.

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus

Las debilidades son múltiples, dice Hackbarth: abundan los juicios de valor, no se observa el menor intento de recoger la versión opuesta, cita lo que los médicos supuestamente dicen, pero recurre únicamente a uno; consigna la opinión de José Narro, sin mencionar siquiera que se trata de una visión políticamente interesada; hace referencia a datos confidenciales, sin decir siquiera de qué tipo son o alude a “un documento” y sin sentirse siquiera obligado a precisar de qué índole. 

Jorge Zepeda Patterson lo dijo con toda claridad: la nota del times es “material propagandístico”. Por lo visto, sucede hasta en las mejores familias.

POR HERNÁN GÓMEZ BRUERA
Hernanfgb@gmail.com
@hernangomezb
lctl