Formas en como el COVID-19 está afectando la industria musical

En un gran esfuerzo mundial por tratar de reducir la curva de contagio del virus, han habido a lo largo del planeta varias prohibiciones

Pareciera que sólo nos hemos fijado en las grandes implicaciones económicas que el COVID-19 ha dejado en la industria musical con la cancelación de eventos masivos, sin embargo, la pandemia ha marcado una crisis aún más grave, que ya no sólo aplica para los grandes festivales o los tours mundiales, si no que va mucho más allá.

En un gran esfuerzo mundial por tratar de reducir la curva de contagio del virus, han habido a lo largo del planeta varias prohibiciones. Estas acciones han tenido y seguirán teniendo por un buen rato, graves implicaciones en todos los ámbitos, y la industria musical es una de las cuales se ha visto particularmente afectada.

1- LOS FESTIVALES.

Hemos estado hablando mucho de los festivales, y es que es lo que más se nota a simple vista. Con tantas cancelaciones es muy probable que algunos de estos grandes eventos no logren sobrevivir para el siguiente año. Para poner un ejemplo, uno de los más importantes eventos en Austin, Texas, el SXSW, se vio obligado a despedir a un tercio de sus empleados y a dejar sin trabajo temporal a otros tantos. Sólo para este festival  las pérdidas ascienden a 360 millones de dólares. ¿Podrán asumir esta gran pérdida y continuar una edición más cuando pase la pandemia? Esa pregunta se lanza a todos los eventos que han sido cancelados o pospuestos; sin duda será un gran reto.

2- LA PRODUCCIÓN Y LAS INDUSTRIAS SECUNDARIAS.

Las personas que hacen posible que un show o un festival se lleve a cabo están siendo seriamente afectadas por la pandemia, ya que las personas que montan luces, escenarios, audio, video y demás cosas que necesita la producción de eventos, están sin trabajo en este momento. De hecho, en situaciones normales, el margen de ganancia de un evento masivo no suele ser tanto, ya que todo el equipo necesario para llevarlo a cabo ocupa el 85% del dinero ingresado por ventas de boletos. El resultado de dividir este presupuesto es que las personas que trabajan en los grandes eventos no reciben cantidades extraordinarias por su trabajo, por lo que tienen que laborar en muchos eventos seguidos. Cancelando la temporada completa de festivales y shows, todas estas personas se encuentran sin los ingresos necesarios para sus necesidades básicas.

[nota_relacionada id=938415]

Además, no hay que perder de vista que la gran mayoría de los trabajadores de la industria uno cuentan con un salario fijo o alguna de las bondades que ofrece el estar en nómina; como la seguridad social; son trabajadores independientes que generalmente no tienen ninguna prestación de ley.

Así, con todos los artistas teniendo que cancelar sus fechas en vivo, viene una cadena de personas que no está registrando ingresos. Con esto, el mundo de los shows en vivo está destinado a perder unos 5 mil millones de dólares; pérdidas que probablemente se vean reflejadas incluso hasta el año entrante. El hecho de tener prácticamente todos los conciertos en vivo cancelados, afecta también a la industria de servicios, de turismo y como ya lo dije, de producción.

3- CIERRE DE CLUBES Y BARES.

En un intento de lograr frenar esta pandemia, los gobiernos han impuesto medidas severas para evitar que se junten muchas personas en un mismo lugar; eso involucra cerrar restaurantes, bares, clubes.

En todos estos lugares podemos encontrar músicos o DJs que cobran por presentación; al igual que meseros y muchas otras personas que hacen posible el buen funcionamiento de un lugar público. Hasta ahora lugares como el mítico Ministry Of Sound en Londres, el Berghain en Berlín o el Omnia en las Vegas están cerrados y sus carteles incluyen programación hasta finales de la primavera; con esto dejando a miles de trabajadores sin ingresos.

Hay un sinfín de implicaciones económicas que están devastando la industria musical, aquí la cuestión no es si un músico de renombre podrá sobrellevar la crisis, ya que generalmente cuentan con cuentas bancarias bastante abultadas, la preocupación va más por aquellas personas que dependen de la industria y de trabajar día a día en ella para llevar el sustento a sus casas.

ALGUNOS DATOS:

  • SXSW generalmente recibe a 400 mil personas.
  • Los hoteles en Las Vegas tienen un ingreso de 25 millones de dólares sólo en el fin de semana de EDC Vegas.
  • Dado que los fanáticos de la música electrónica tienen un 74% más de preferencia por asistir a eventos en vivo que cualquier otro género, las implicaciones financieras son asombrosas.
  • El 85% de las venta de una entrada, después de la renta del lugar y el pago de impuestos, se destina a artistas, gerentes, promotores, conductores y transporte, personal audiovisual, personal médico, stagemanagers, electricistas, especialistas en iluminación, equipos de escenario, montacargas, catering y seguro de responsabilidad civil, entre muchas otras cosas.
  • Según la Unión de Músicos, el 10% de los músicos del Reino Unido tienen un salario, el 50% de los músicos no tienen un empleo regular y el 94% de los músicos trabajan por cuenta propia.
  • Se prevé que los costos de equipo de audio y video se eleven considerablemente en los próximos meses.

NÚMEROS: 

  • 2.500.000 de personas asisten a festivales cada temporada.
  • 400 millones de Euros genera Tomorrowland para Boom en Bélgica, siendo una fuente importante del PIB del lugar.
  • Más de 10 mil empleados tiene Ultra Worldwide alrededor del mundo.
[nota_relacionada id=947306]

POR MAJO MONTEMAYOR

ELHERALDODEMEXICO.COM

eadp

No te pierdas nuestro podcast sobre coronavirus:


Compartir