¿Verdades a medias en Monex?

El pasado 19 de febrero Grupo Financiero Monex recibió un revés por parte de un juez local de la CDMX. La institución de Héctor Lagos pretendía en su defensa legal culpar en su totalidad a Marcela Zavala Taylor una exempleada y que presuntamente realizó un fraude en contra de sus clientes, jubilados de EU y quienes viven en San Miguel Allende, Guanajuato.

Pero le llamo un revés, porque los abogados de Monex presentaron una serie de pruebas en contra de Zavala Taylor, quien presuntamente hizo un fraude por más de 80 millones de pesos, a un grupo de 40 de estadounidenses que vieron desaparecer sus ahorros; pero este juez determinó en una audiencia que la institución también tendría que afrontar ante un juez federal las acusaciones para reparar el daño y no sólo su exempleada.

En esa audiencia, el juez local vinculó a proceso por el “delito de fraude genérico” a Zavala Tylor, por su probable comisión en contra de una empresa que es cliente de Monex y no por el delito cometido en contra de los 39 afectados que pretendía el banco en su defensa.

Es decir, la estrategia legal de la institución financiera es hacer responsable en su totalidad a Zavala Taylor de un fraude cometido contra al menos 40 víctimas (entre ellas empresas) que reclaman 80 millones de pesos; pero las pruebas que dicha institución presentó fueron insuficientes y ahora un juez ha solicitado escalar la denuncia a nivel federal por tratarse de un delito bancario.

Sin embargo, la institución hizo llegar una carta a este diario, en la que enfatiza “en aclarar que no hay ningún proceso abierto en contra de Banco Monex que pudiera determinar responsabilidad alguna para la institución en éste, ni en algún otro caso”.

[nota_relacionada id=994235 ]

Lo anterior, es una verdad a medias, debido a que sí hay un proceso en su contra y estamos hablando de una familia, de la cual tengo su testimonio y documentos legales, que acusa al banco de desaparecer al menos 21.6 millones de pesos y que hasta ahora no han recibido pago alguno, debido a que ni siquiera el banco se ha puesto en contacto con ellos, al exigir el total de su pago.

Si bien no hay una proceso que haya determinado aún la responsabilidad del banco, como ellos dicen,  sí existe una denuncia que se está integrando en su contra para imputar en su momento la responsabilidad que evidentemente le corresponde al ser penalmente responsable de los delitos cometidos al haberse realizado utilizando los medios que proporcionó a su ejecutiva de cuenta sin haber observado los deberes de cuidado respectivos y en vulneración de sus sistemas de seguridad.

Menciona al final de la misiva que es una institución con estricto apego a normas nacionales e internacionales y no lo dudamos, sólo que de acuerdo con esta investigación ya lleva más de un año y no hay avances, sin considerar que con el resto de los afectados llegó a un acuerdo de pagar hasta un 80 por ciento de lo que tenían en sus cuentas bancarias, cuando lo mínimo que esperas es tener seguro tu dinero, bueno mucho más que debajo del colchón.

Fonacot viola derechos laborales

El equipo de Alberto Ortiz Bolaños en el Instituto Fonacot eligió violar derechos laborales antes que escuchar en voz ajena las irregularidades que se habrían cometido en el proceso de aprobación del Fondo de Protección de Pagos. Se lo digo porque el abogado general del organismo, Juan Simitrio Rodríguez Herrera, interpuso una denuncia en la que refiere que el área de Recursos Humanos, que lleva Rosa Angélica Tejedo, falsificó su renuncia para separarlo del encargo dado desde la Consejería Jurídica, al mando de Julio Scherer. La maniobra llega luego de que el litigante se mantuviera en la mira de funcionarios de primer nivel tras exponer en una “atenta nota” quebrantos a leyes y reglamentos vigentes para echar a andar dicho Fondo.

POR ENGGE CHAVARRÍA
PERIODISTA 
TWITTER @ENGGECHAVARRIA


lctl


Compartir