Haz tu denuncia aquí

Transparencia, ¿Ahora?

OPINIÓN

·

La emergencia sanitaria que enfrentamos en México y el mundo ha puesto en graves aprietos al gobierno mexicano, que de pronto se vio ante necesidades apremiantes que atender sin contar con los elementos para hacerlo.  No se aprovechó la pequeña ventana de oportunidad derivada de que la pandemia llegó a nuestro país semanas después de que asoló a Europa y Estados Unidos.  No se aprendió a tiempo de las experiencias de los países que tomaron decisiones fuertes y valientes.

A marchas forzadas se han comprado insumos sanitarios, capacitado a médicos y enfermeras, adecuado infraestructura hospitalaria, diseñado protocolos, esbozado rutas, tomado medidas de aislamiento, repartido apoyos económicos, publicado decretos de emergencia… 

Parecería que estos no son momentos para pedir rendición de cuentas; ante la emergencia, que se haga lo que se tenga que hacer, ya luego vemos.  Que se compren los insumos a precios estratosféricos, que se tomen decisiones sin consultar a los que deben opinar, que se ordene reducir el gasto del aparato burocrático, que se borren subsecretarías de un plumazo, que se hagan contrataciones por adjudicación directa.

Paradójicamente, en este tiempo de crisis y de emergencia la rendición de cuentas no solo es necesaria, es mucho más importante.  La transparencia en las declaraciones, la claridad en las decisiones, la puntualidad en las cifras, la coherencia entre el discurso y las acciones, cobran trascendencia por cuanto transmiten certidumbre a los trabajadores sanitarios e involucrados en el apoyo a la emergencia, y confianza a la población general.

El Presidente de la República, el vocero-coordinador-subsecretario López Gatell, los funcionarios y responsables, deben informar puntualmente de los pasos que se siguen, sin recovecos, sin disfraces.  Es preciso reconocer el grave subejercicio en infraestructura y equipo médico en 2019, detallar las razones para la compra por adjudicación directa de insumos que meses antes vendimos a China, la justificación para no suspender las grandes obras programadas por esta administración, las razones por las que el Consejo de Salubridad General no asume a plenitud sus funciones. 

Los mexicanos necesitamos claridad en las cifras; esconder o disfrazar la verdad no dará confianza.  La emergencia no está reñida con la rendición de cuentas.  El subejercicio no es ahorro, es incapacidad.

[nota_relacionada id=995130 ]

El pasado jueves 23, el Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, y su Grupo Anticorrupción, organizó un espléndido Seminario con la participación de expertos, que nos compartió valiosas ideas - algunas de las cuales he plasmado en este artículo - sobre la importancia de exigir cuentas claras hoy, y de avanzar en una batería de reformas legales que se han venido quedando retrasadas, como la Ley de Adquisiciones y Obra Pública y la creación del Consejo FiscalEnhorabuena! Hay que hacerles caso. 

POR CECILIA ROMERO
lctl