Haz tu denuncia aquí

Tras un descenso marginal y temporal el homicidio doloso repunta

OPINIÓN

·

Después de un descenso marginal registrado durante los 4 días posteriores al inicio de la primera etapa de encierro formal (30 de marzo), el homicidio doloso registró un repunte que llegó hasta las 114 víctimas en un solo día a nivel nacional (20 de abril), cifra solo equiparable con la del 20 de septiembre de 2019, cuando registró la misma cantidad para convertirse en la más alta de la actual administración según el Gabinete de seguridad.

Este repunte en el número de víctimas de homicidio doloso fue precedido por el mes más violento en lo que va del sexenio, me refiero a marzo del 2020, el cual contabilizó 3,000 víctimas, sin incluir a los feminicidios, que sumaron 78.

De hecho, entre febrero y marzo del 2020 el incremento en este delito fue del 8.4%, borrando de un plumazo el 0.3% de descenso entre enero y febrero, que por algunos días presumieron el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno de la República y el propio titular del ejecutivo federal, enfatizando que habían alcanzado el tan anhelado punto de inflexión.

Hasta ahora, el mes de marzo solo ha sido superado en cantidad de víctimas de homicidio doloso por julio de 2018, cuando se registraron 3,074 casos, sin incluir los feminicidios, que totalizaron 84.

Con estas cifras julio de 2018 es considerado el mes más violento de la historia contemporánea, mientras que marzo del 2020 es el segundo histórico y el más violento de la actual administración, superando a junio de 2019 que antes conservaba esta posición con 2,992 víctimas de homicidio doloso, sin incluir los 84 feminicidios reportados.

[nota_relacionada id=981800]

Ostentar el mes con la segunda cifra histórica más alta en materia de homicidio no tendría mayor trascendencia si se pudiera seguir culpando a la administración anterior por haber dejado las cosas en ese nivel de deterioro, pero da la casualidad de que a partir de los primeros días de julio de 2018 el ex presidente Enrique Peña Nieto dejó de tomar decisiones en muchos ámbitos de la vida nacional, entre ellos el referente a la seguridad, por lo que de manera extraoficial estas víctimas ya corresponden al actual gobierno.

Por si hubiera alguna duda al respecto, la decisión de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México que se construía en Texcoco se tomó antes del 1° de diciembre de 2018, es decir cuando el presidente constitucional saliente no se acababa de ir y el presidente electo no acababa de llegar, pero ya gobernaba de facto al país.      

Volviendo al tema de los homicidios dolosos, de continuar con la tendencia registrada durante los primeros 21 días de abril, es probable que al concluir el mes supere a marzo y se acerque a julio de 2018, independientemente de los efectos del coronavirus y la movilidad de las personas, que en general solo se han encerrado en las grandes ciudades.

Lo anterior contrasta con el incremento en el número de elementos dedicados a la prevención y combate al delito, ya que paradójicamente cuando 100 mil elementos de la Guardia Nacional se suman a estas labores es cuando menos baja el homicidio doloso. Además, coincide con la inyección de más recursos económicos a los programas de atención a las causas sociales y económicas de la violencia y la delincuencia.

Por Facundo Rosas / Ex Comisionado de la Policía Federal

ovh