Haz tu denuncia aquí

El cubrebocas

Mientras algunos gobiernos lo han vuelto obligatorio, otros consideran que su uso únicamente debería estar reservado para personal médico

OPINIÓN

·
Uno de los mayores requerimientos solicitado por el personal médico alrededor del mundo, popularizado en occidente a raíz de la pandemia actual, pero de uso común en Asia, es el cubrebocas, objeto principal del que la humanidad se ha valido para enfrentar el COVID-19. 
 
Desde la expansión de la epidemia, el discurso en torno a su uso ha cambiado y diferido según el país del que se trate. Mientras algunos gobiernos lo han vuelto obligatorio para salir a la calle, otros consideran que su uso únicamente debería estar reservado para personal médico y gente contagiada. El avance del tiempo terminará diciendo qué medida fue la mejor tomada por cada gobierno e institución.

Uno podría pensar que la simpleza y sencillez del cubrebocas, en relación con su efectividad, indican su uso desde tiempos remotos en la historia de la humanidad, pero la realidad difiere de eso. Es hasta muy finales del siglo XIX cuando el cirujano francés Paul Berger, quien se había dado cuenta de los peligros derivados de la expulsión de líquidos por la boca, utilizó por primera vez un cubrebocas para realizar una operación quirúrgica. De esa manera, a comienzos del siglo XX, su uso fue creciendo alrededor del mundo. 
 
En Estados Unidos, en la década de los 1900, se realizaron estudios sobre la eficacia del cubrebocas para evitar contagios de tuberculosis. Su uso se popularizó con la epidemia de la influenza española, en 1918; en fotografías de la época se puede observar a población civil, fuerzas de seguridad, personal médico e incluso deportistas, usando el cubrebocas.
 
Con la epidemia del COVID-19 el uso popular de estos objetos ha regresado al resto del mundo, ya no únicamente a Asia. En México, por ejemplo, ingeniosamente la gente los vende en diferentes diseños y con elementos de la cultura nacional. Uno puede encontrarse cubrebocas basados en máscaras de luchadores o con diseños provenientes de los pueblos originarios. Habrá que observar si, una vez que la gravedad de la pandemia se haya reducido y la gente pueda llevar a cabo su vida como antes (de ser posible), el uso del cubrebocas se vuelve un elemento importante dentro de la vida cotidiana.
[nota_relacionada id=990301]

POR IGNACIO ANAYA MINJAREZ

@IGNACIOANAY

eadp

Escucha aquí nuestro exclusivo podcast de Coronavirus: