Haz tu denuncia aquí

El tiempo no pasa, se queda

OPINIÓN

·

El tiempo, ese al que a muchos les sobra y a otros no les alcanza, pero que siempre está disponible para todos, es el impertérrito juez de la vida que no admite apelaciones. Sin embargo, a pesar de su disponibilidad, nunca está en donde se cree que debe estar: en el presente o en el pasado, pero no en el futuro, porque éste, aunque es de todos y de nadie, todavía no se conoce. Irónicamente, cuando creemos que está aquí, es que está pasando, y cuando supuestamente ha pasado, es que sigue ahí. a realidad es que el tiempo no pasa, se queda, pues, ¿adónde va?

   Amable lector: Así como los poetas y los compositores, que resumen la vida, ya sea en éxitos o fracasos en un solo verso, en un poema o en una romántica, alegre o triste canción, quisiéramos poder hacer lo mismo en este pequeño espacio. Desafortunadamente no poseemos las virtudes de esos grandes genios de la filosofía de la vida para adentrarnos a esos recovecos que solo ellos pueden conocer y descifrar con sus pensamientos y reflexiones. Pero, ¿acaso solo ellos pueden entender mejor la vida? Desde luego que no, porque ésta es solo una y corresponde a cada quién vivirla como pueda, pero nunca lamentarse, porque la vida no trata mal a nadie; nosotros abusamos de ella, ¿o no?

   Después de obtenido el derecho a nacer y conocer el mundo, sólo queda cumplir con la obligación de morir. Nacer y vivir hasta donde se pueda es privilegio de unos cuántos. ¿Ha pensado, amable lector, en qué sería de la humanidad si todos los óvulos y espermatozoides lograran fecundarse? No habría espacio ni sustento para todos los humanos; de ahí que quienes hemos logrado esa hazaña de nacer seamos verdaderos afortunados, ¿acaso arrepentidos?

  Por otra parte, la idea de que el hombre es el centro del universo es una falacia. Al formar parte de la cadena alimenticia y del equilibrio ecológico se demuestra que no puede ser el centro porque nada gira a su alrededor; todos somos parte de un todo. No puede ser considerado como tal porque, además de no conocer su galaxia, desconoce su origen. ¿Acaso la teoría de Darwin es indiscutible o concluyente? La inteligencia, que hasta ahora se cree exclusiva del ser humano, no es más que una mínima manifestación de superioridad ante el resto de los seres vivos. La evolución de la humanidad es algo que va y viene en la inmensidad del tiempo y no tiene ni principio, ni final. Hoy somos unos y mañana serán otros; algunas especies se extinguen y luego surgen otras y así sucesivamente.

[nota_relacionada id=960989 ] 

   A cada generación corresponde subsistir aprovechando los recursos naturales existentes, pero sin dañarlos. Nuestro planeta seguirá transformándose a través del tiempo y otras formas de vida surgirán y se adaptarán al entorno existente, tal como lo hemos hecho hasta ahora. ¿De qué vivieron las anteriores generaciones y de qué vivirán las que vengan? Eso es asunto de la naturaleza, lo único que nos corresponde es cuidarla. En fin, que mientras el hombre se sigue buscando así mismo, el cosmos y la naturaleza siguen su curso a través del tiempo. ¿Acaso hasta su extinción?

   Amable lector: No olvide que el concepto de vida es cuestión de cada quién. Nadie le enseñará a vivir, ni a pensar, ni a actuar como otros quieran. Viva como quiera y pueda, pero sin agraviar a sus semejantes. Y como dijera un compositor: la vida es un momento y nada más, o, como dijera otro: de este mundo nadie sale vivo; pero alguien más reflexivo sentenció: por cada minuto de placer, hay 20 de dolor.

  Tenga siempre presente que el tiempo, aliado o enemigo, es algo que no pasa, se queda…

POR DIEGO ALCALÁ PONCE
diegoalcalaponce@hotmail.com
lctl