Haz tu denuncia aquí

Qué cansado es ser mujer

¿De qué lado crees que te pone tener una postura neutral ante una situación de injusticia?

OPINIÓN

·

Con neutral me refiero a guardar silencio al respecto

Dudé mucho en escribir sobre el tema de las mujeres en México, porque me llené de temor.

Tuve miedo de que mis palabras volvieran a colocarme en medio de un remolino mediático que comenzó a arrastrarme hace un año y del que estoy tratando de desintoxicarme a la distancia.

Pero después comprendí que callar me ponía precisamente del lado de lo que no me gusta y que, detrás de mi miedo, hay una gran irresponsabilidad si no digo nada.

Así que hoy quiero compartir palabras fundamentales en la batalla que estamos librando para lograr un verdadero cambio social como mujeres.

EMPATÍA

Qué poco sabemos hacer el ejercicio de ponernos en la piel del otro. Cuando empatizamos con alguien comprendemos mejor una realidad ajena porque conectamos afectivamente con esa persona y, por ende, ¡no la juzgamos!

Yo te presto mis zapatos para que camines en ellos por 5 minutos, a ver si sigues pensando lo mismo de mí.

CONGRUENCIA

Es muy fácil hablar y unirse al paro del 9 de marzo pero, mujer: ¿En tu equipo hay hombres que hacen comentarios ofensivos o burlas de género? Dejar que eso suceda ¿no es promoverlo? ¿De qué te sirve unirte a un movimiento si permites que suceda? ¿Qué tan empática eres con las otras mujeres de tu equipo? ¡Por favor! Plantémonos coherentemente.

RESPONSABILIDAD

Necesitamos empezar a trabajar en equipo con responsabilidad.

Las mujeres no debemos permitir que se nos violente en ninguna forma y los hombres tienen que empezar a hacerse responsables de sus acciones pero ¡ojo! Las mujeres también.

No hay palabras para reprobar que un hombre maltrate, juzgue o critique a una mujer. Pero cuando esas acciones las realiza una mujer en contra de otra es mucho peor.

Lo triste es que allí comienza todo.

Insisto, hacer equipo con los hombres es fundamental para avanzar hacia la meta que perseguimos, pero tenemos que empezar por hacer equipo entre nosotras mismas, de lo contrario, esta batalla no encontrará buen puerto.

Sin ningún afán de volver a levantar olas, digo lo anterior porque, durante más de un año y medio, yo fui sufrí incesantes ofensas, burlas, injurios, calumnias y acoso mediático; y la gran mayoría de todos esos ataques ¿Saben de dónde provenían? De otras mujeres -sí, en plural- que aprovecharon su poder, o bien sus espacios en los medios, para intentar desprestigiarme y dejarme vulnerable ¿No es igual de terrible?

Entonces, mujeres: ¿A dónde vamos cuando la violencia la ejercemos entre nosotras mismas a la menor provocación? Practiquemos la empatía, la congruencia y la responsabilidad empezando por protegernos entre nosotras y la lucha, entonces, cobrará otro sentido. [nota_relacionada id=876979]

POR ATALA SARMIENTO 

COLUMNAS.ESCENA@HERALDODEMEXICO.COM.MX

@ATASARMI

eadp