Haz tu denuncia aquí

Inoperancia de la CNDH

Más de 100 días pasaron desde que Rosario Piedra encabeza la CNDH y de lo que más se habla es de su inoperancia

OPINIÓN

·

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) no levanta cabeza desde que asumió la presidencia Rosario Piedra Ibarra, en noviembre pasado.

Más de cien días han transcurrido desde entonces. Y de lo que más se ha hablado en esta etapa de la Comisión es de sus omisiones, de su inoperancia.

Ayer, en su carta de renuncia como consejero consultivo de la CNDH, José de Jesús Orozco Henríquez —dirigida a la presidenta del Senado, Mónica Fernández—, da cuenta pormenorizada de lo que acontece en el organismo.

La gestión de Rosario Piedra —señala el exintegrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos— se ha caracterizado por obstruir las atribuciones del Consejo Consultivo y el desapego e inobservancia del marco legal.

Pero lo más grave, apunta, son las omisiones que se han traducido en que la CNDH no cumpla con la misión constitucional de protección de los derechos humanos de las víctimas, en temas tan delicados como el acceso a la salud y abasto de medicinas, la atención a migrantes, la prevención y erradicación de la tortura, entre otras.

Orozco Henríquez sostiene en su carta (acompañada por tres anexos) que la CNDH no sólo ha obstruido las atribuciones del Consejo Consultivo, sino que le ha atribuido hechos falsos como haber desarrollado y aprobado “los criterios relacionados con el nombramiento de las dos personas integrantes del Comité Técnico de Evaluación para la Elección de Consejeros del INE (John Ackerman y Sara Lovera en sustitución de Carla Astrid)”.

En cambio, acusa, la ombudsperson ha ignorado opiniones formuladas por distintos miembros del Consejo Consultivo para la debida atención a víctimas. El Dr. David Kershenobich, por ejemplo, “reiteradamente ha puesto énfasis en la importancia de dictar medidas de protección en contra del desabasto de medicinas”.

A pesar de los señalamientos en el seno del Consejo Consultivo —afirma el jurista—, “la CNDH ha mostrado una falta de sensibilidad y actuación contundente ante la crisis” de salud, en particular del suministro de medicamentos para personas que requieren atención prioritaria, como niñas, niños, pacientes con cáncer y portadores de VIH.

Pero ni un paso se ha dado en esa dirección.

De hecho, la CNDH de Rosario Piedra sólo ha emitido dos recomendaciones hasta el 29 de febrero del año en curso (el año pasado, la CNDH emitió 99).

Manifestó asimismo su preocupación porque en 2019 se triplicó el número de quejas por tortura con respecto al 2018. Tendencia que persiste este año, por lo que propuso tomar medidas para visibilizar la situación.

Tampoco ha habido respuesta al respecto.

Muchos son los señalamientos y razones que llevaron al doctor Orozco a presentar su renuncia. Urge, concluye, una rectificación por parte de la titular de la CNDH.

***

GEMAS: La Embajada de Estados Unidos en México emitió una alerta de salud sobre el coronavirus a sus ciudadanos que residen y visitan México.

[nota_relacionada id=  905037   ] 

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

lctl