Haz tu denuncia aquí

Otra vez el coco del presidente

Todavía no permite a nadie hacer crítica de su gobierno o sus decisiones porque se irrita y de inmediato se lanza al ataque

OPINIÓN

·

El hombre que sigue creyendo que sólo él merece el título de la única voz crítica de este país, se llama Andrés Manuel López Obrador.

Todavía no permite a nadie hacer crítica de su gobierno o sus decisiones porque se irrita y de inmediato se lanza al ataque de las voces que hacen lo que a él le tocó hacer durante más de 20 años: opinar sobre las decisiones que toma el gobierno.

El rictus de su rostro delata que le molesta e incluso que le duele el hecho de que las personas le reclamen resultados porque de inmediato reacciona menospreciando los problemas para atacar a las personas y descalificar a los movimientos que exigen reducir los índices de inseguridad y los femincidios.

Andrés Manuel López Obrador intentaba en la conferencia mañanera de ayer modificar la postura que ha tenido en las últimas semanas sobre los colectivos de mujeres que piden una vida libre de violencia y de igualdad de género, misma que estas últimas tres semanas opacaron su brillante popularidad, cuando repitió el guion que le caracteriza.

El Presidente retomó el testimonio de una chavita de 20 años encapuchada y entrevistada por Carmen Aristegui, mismo que fue cuestionado en redes sociales por la simpleza de la entrevistada y sus señalamientos a la ligera en el sentido de que el movimiento busca derrocar a López Óbrador.

@AristeguiOnline no tiene la culpa de la interpretación que el Presidente le da a una entrevista.

Poner a una chava de escasos 20 años como la “representante de la reacción conservadora” es claramente un exceso.

Este movimiento está más allá de la dicotomía pro 4T-anti 4T”, contestó Hernán Gómez en su cuenta de Twitter, académico que simpatiza con el presidente López Obrador.

De nada sirvieron los cortos esfuerzos del Presidente sobre la comunicación de los últimos días para mostrar una aparente simpatía con las causas de las mujeres, el coco del tabasqueño para sacarlo de su modales y arrebatarle nuevamente la agenda.

Por el modo en que han ocurrido las discrepancias se avizora una pelea larga.

•••

UPPERCUT: La secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, aseguró mantener su apoyo al paro de mujeres, pero finalmente se dio su asistencia a trabajar en sus oficinas en la calle de Bucareli para atender los asuntos como encargada de la política interna del país.

Es probable que haya sido una decisión personal, pero haber faltado a trabajar no le habría hecho feliz al Presidente de la Republica o pregúntenle a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, quien tuvo que cambiar en su momento y en menos de una hora su respaldo al paro de ayer. [nota_relacionada id=903370]

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM
@ALEXSANCHEZMX

abr