Arturo Sánchez: Elecciones con un proceso enrarecido

Se han tomado decisiones por encima de la autonomía del INE, lo cual es una señal que levanta suspicacias

Arturo Sánchez: Elecciones con un proceso enrarecido

Según mis cálculos, hoy faltan 184 días para la jornada electoral de 2021. El proceso empezó el 7 de septiembre y en esta semana quedaron instalados los 300 Consejos Distritales con los ciudadanos que vigilarán el buen desarrollo de la elección en cada distrito.

En cada entidad los OPLEs avanzan en la preparación de las elecciones locales y el INE debe estar a todo vapor diseñando las particularidades de la elección más grande que haya tenido México. La maquinaria electoral parece funcionar bien. Lo raro es el contexto.

Después de que el Poder Legislativo tuvo seis años para legislar, a la trompa y talega los diputados aprobaron un acuerdo para regular la reeelección de los diputados, pasando por alto las facultades regulatorias del INE, que ya había propuesto una salida y que ofreció un diálogo con los partidos para construir un acuerdo entre todos.

Es un mal augurio que una vez más se tomen decisiones por encima de la autonomía del INE. Sobre todo, si al mismo tiempo el Presidente López Obrador declara en Baja California que en el 2021 “no permitiremos retrocesos”, en una abierta defensa de su partido. Como si no dependiera de la voluntad popular, expresada en votos, la definición de cómo se debe conformar la representación en la Cámara de Diputados.

Adicionalmente, en su discurso dividió al país simplemente en liberales y conservadores, se pone del lado de “los buenos” y critica a dos partidos que podrían optar por su derecho a coaligarse para participar en la elección. Por mucho menos que eso López Obrador criticó a sus antecesores por “intervenir” en los procesos electorales.

Por si fuera poco, la semana pasada la UIF de Santiago Nieto revela que está investigando las cuentas del magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Luis Vargas, por presuntos malos manejos. El tema no es menor, ya que en breve ese tribunal deberá resolver sobre casos importantes, como los videos de Pío López Obrador y la iniciativa del INE de pedir a los partidos que nombre a 7 mujeres y 8 hombres en las 15 candidaturas a gubernaturas del año que entra.

En todo caso, convendría urgentemente fortalecer confianza en el Tribunal, y en mucho depende de lo que decida hacer su Presidente.

Como quiera que se resuelvan todos los pendientes, lo que importa es brindar certeza a los contendientes. De conformidad con los calendarios del INE, los partidos están dedicados a decidir el tipo de coaliciones en las que participarán, mientras que los aspirantes a las candidaturas de las diputaciones federales se aprestan a iniciar las precampañas el 23 de diciembre.

El INE ha garantizado, desde hace 30 años, el deseo ciudadano de transitar pacíficamente por todos los cambios de poderes. Esta elección no será la excepción, pero urge alinear a todos los actores, empezando por el Presidente, para asegurar el comportamiento democrático en el proceso. Parece que hay mucha tarea por hacer.

Por: Arturo Sánchez Gutiérrez

Decano Asociado de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública
Tecnológico de Monterrey

@ArturoSanchezG

 


Compartir