¿Quién le ayuda a los ayuntamientos a ayudar?

Las diferencias entre la gestión durante la pandemia entre la jefa de gobierno y el gobernador del estado son abismales

¿Quién le ayuda a los ayuntamientos a ayudar?
Daniel Serrano / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Al momento de escuchar o leer esta columna, el Estado de México y la Ciudad de México estarán ya en semáforo rojo de acuerdo con la metodología que se ha utilizado para regir las actividades productivas y la dinámica social en general. El anuncio se realizó de forma conjunta por medio de quienes son responsables del ejecutivo de cada entidad, en compañía del Doctor Hugo López-Gatell. Sin embargo, las diferencias entre la gestión durante la pandemia entre la jefa de gobierno y el gobernador del estado son abismales.

¿Y esto por qué es un asunto de todas y todos? Porque mientras a la jefa de gobierno se le ve encabezando el monitoreo desde el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México conocido como el C5, el gobernador de nuestra entidad sólo emite una gaceta. Mientras la jefa de gobierno tiene la práctica común de estar en constantes intercambios con los medios de comunicación, el gobernador Del Mazo sólo emite mensajes en ambientes controlados. Mientras la jefa de Gobierno se reúne de forma recurrente con las y los alcaldes de la CDMX, el gobernador del PRI ha abandonado a todas y todos los representantes del poder ejecutivo municipal.

La administración municipal está a merced de una élite política que no sólo define sin diálogo alguno sobre presupuestos, basta observar el conflicto actual en el que lo mismo la federación como la legislatura hablan de poner o quitar recursos de fondos destinados a los municipios como si se tratara de recursos de su pertenencia. En el manejo de la pandemia se ha dejado a su suerte a los y las presidentas municipales del Estado de México.

Cuando se trata de ayudar con insumos para cuidar el traslado de la población en la Ciudad de México las y los alcaldes cuentan con el respaldo de la jefa de gobierno, en el EdoMex sí existe algún esfuerzo de apoyo a las rutas es otorgado por las autoridades municipales. Ante la complejidad de detener la actividad de comercio informal el gobierno de la ciudad encabeza las negociaciones o incluso el cierre de los espacios, en el Estado de México el gobernador brilla por su ausencia lo que deja toda la carga social y desgaste político a las autoridades locales. El costo de las campañas de difusión a través de materiales visuales y las campañas de distribución de cubrebocas o gel antibacterial son compartidas e inclusive cubiertas en mayor medida en la ciudad, por la jefa de Gobierno, mientras en nuestro estado es evidente quienes las pagan o que personal está a cargo al sólo mirar los uniformes de quienes están en la primera línea de atención, personal de los ayuntamientos.

Es innegable el compromiso de la jefa de gobierno, la entrega y la altura de miras en esta condición de emergencia, pero también es innegable que en el caso de Alfredo Del Mazo lo que hay es una pose de conveniencia ante el ejecutivo federal pero que lo muestra de cuerpo entero ante la ciudadanía del estado que desgobierna.

POR DANIEL SERRANO

LIDERAZGO POLÍTICO DE IZQUIERDA EN EL EDOMEX


Compartir