COLUMNA INVITADA

De la movilidad eléctrica y otras historias

Se consideran autos impulsados con motores eléctricos

OPINIÓN

·
Jorge Lavalle / Columna Invitada/ Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

La electromovilidad o movilidad eléctrica considera a diferentes vehículos que son impulsados a partir de motores eléctricos, la fuente de energía comúnmente proviene de una batería que almacena la electricidad, la tecnología más conocida son las baterías de iones de litio. Al ser su fuente eléctrica, las emisiones no son generadas al momento de utilizar estos transportes, sino en otro sitio. Las ventas de coches eléctricos en 2019 fueron de 2.1 millones a nivel global, un incremento de 40 por ciento respecto al año anterior. Varios países pasarán de dar subsidios a mandatar su uso, como Inglaterra

En el caso de nuestro país, algunos ejemplos que podemos ver en grandes urbes como la CDMX y Guadalajara, es la renta de bicicletas con asistencia eléctrica, que hacen posible viajes de 5 km; los scooters eléctricos son otra opción; en menor número hay transportes como el trolebús y Metrobús; y servicios de última milla como camiones de Bimbo, 99 minutos y los nuevos transportes que ofrece JAC y Renault. Las opciones individuales siempre serán de mayor costo, pero en opciones de transporte masivo, se puede reducir drásticamente; el metro (transporte eléctrico más longevo) lleva más de 100 personas por vagón y el boleto en la CDMX cuesta 5 pesos (sin restricciones de transbordes).

Existe su lado negativo, ¿tiene el mismo costo? Actualmente no, pero la reducción del costo de baterías ha sido de 85 por ciento entre 2010 y 2019; ¿es más limpio? No necesariamente, en México por cada MWh consumido de red eléctrica se generan 505 kilogramos de bióxido de carbono equivalente, por lo que necesitamos acceder a fuentes más limpias para contaminar menos; ¿qué hacemos con los residuos? Como cualquier batería, depositarlo en vertederos contaminaríamos la tierra, por lo que se necesita legislar; ¿podemos recorrer las mismas distancias? Sí, pero no de la misma forma que un auto de combustión, ya que requiere un periodo más largo para su repostaje.

Se considera que las ideas del “futuro” son lejanas, pero nos adaptamos rápidamente cuando son buenas y aún más si son cómodas, claros ejemplos son los smartphones, Uber, Airbnb, casas inteligentes, entre otras. Ya ha empezado la transición a vehículos electrificados, no notaremos cómo nos adaptamos, pero sí nos preguntaremos cómo podíamos vivir con los combustibles, lo que nos deja la pregunta ¿debemos tener una nueva refinería o ir reforzando la red eléctrica y generar electricidad más limpia?

POR JORGE LAVALLE
SOCIO DE ACCURACY LEGAL AND CONSULTING
@JLAVALLEMAURY 
JLM@ACCURACY.COM.MX