La transformación continúa

Esto implica tanto defender los triunfos que hasta la fecha hemos conseguido, como llevar la Cuarta Transformación a todos los rincones de la República

La transformación continúa
Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Hoy se cumplen dos años de la toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador en aquel histórico 2018,  también se cumple el plazo fijado para sentar las bases de la transformación, tal como lo estableció el pasado primero de septiembre desde Palacio Nacional. Dichas bases se ven representadas por los 100 compromisos contraídos con la sociedad mexicana desde el Zócalo de la capital del país, de los cuales se han cumplido 96, con lo que podemos asegurar que se ha verificado este objetivo.

A pesar de que este es un año marcado por la tragedia que trajo la pandemia provocada por el COVID-19, que desde finales de febrero inició su propagación por nuestro territorio y hasta la fecha sigue cobrando vidas, la respuesta del Estado ha permitido hacer frente a esta crisis sanitaria sin desbordar la capacidad hospitalaria de nuestro sistema de salud. La parte medular de este esfuerzo es realizado por el personal médico, que tienen la gratitud del pueblo de México y el respaldo del gobierno, al otorgar 40 mil millones de pesos adicionales al presupuesto del sector; lo que contempló, además, ampliar la derechohabiencia para personas que no contaban con servicios de salud y medicamentos sin costo.

Las bases de la transformación son el combate a la corrupción, la política social y las finanzas públicas, las cuales se encuentran relacionadas con los reclamos de la población y con los objetivos del nuevo México, pues los ahorros de la austeridad se han utilizado para financiar los programas sociales que ahora son de rango constitucional para personas con discapacidad, estudiantes y adultos mayores, lo que ha permitido cumplir otro compromiso, que es no aumentar ni crear nuevos impuestos, ni acrecentar la deuda pública; favoreciendo que el Banco de México determinara que el marco macroeconómico del país es sano. 

A pesar de la obcecación del viejo régimen que se resiste a morir, luego del segundo informe se logró dar cumplimiento a otro compromiso vinculado al combate a la corrupción, la transparencia y la rendición de cuentas: la eliminación de 109 fideicomisos, los cuales en su conjunto representaban más de 68 mil millones de pesos que quedaban en manos de particulares y, por ende, fuera del control gubernamental, dinero que será destinado al combate de la emergencia sanitaria, solventando las necesidades de los beneficiarios a través de la Tesorería de la Federación. Además, ya está en trámite la reforma al Poder Judicial que su objetivo es combatir la corrupción.

Tenemos la tarea como nación de culminar la transformación que emprendimos hace dos años. Esto implica tanto defender los triunfos que hasta la fecha hemos conseguido, como llevar la Cuarta Transformación a todos los rincones de la República, y lograr otra masiva victoria el próximo 2021.

POR DAVID MONREAL ÁVILA
COLABORADOR
@DAVIDMONREALA


Compartir