TIEMPOS DE INFRAESTRUCTURA

Esquemas APP en municipios

Tienen gran área de oportunidad para llevar a cabo un trabajo más intenso en cuanto a la promoción y puesta en marcha de proyectos público-privados, dado que, a la fecha, su alcance ha sido marginal

OPINIÓN

·
Úrsula Carreño/ Colaboradora/ Opinión El Heraldo de México

El pasado 20 de octubre tuve la oportunidad de participar en el Foro Digital “Servicios Públicos Eficientes”, organizado por la Revista Alcaldes de México con el tema: “Esquemas para Desarrollar Obra en Tiempos de Escasez”.

Me parece que, ante la creciente incertidumbre derivada del efecto y temporalidad de la pandemia por el coronavirus, circunstancias de vulnerabilidad que parecían temporales en varios sectores de la economía y una denominada “nueva normalidad”, resulta muy importante que se aborde dicho tema.

Si bien algunos estados y municipios han tomado medidas tanto sanitarias como económicas para atender las necesidades más inmediatas de la población, el complejo escenario económico desde 2019, ante una pronunciada caída en los recursos federales, demanda se diseñen y apliquen políticas públicas sustentables que respondan a las condiciones actuales y se estructuren a partir de una visión real de corto, mediano y largo plazo.

En este sentido, en el tema de infraestructura, es ahora cuando más relevancia toman los esquemas público-privados; esto se puede explicar debido a que, a pesar de que los gobiernos locales tienen una restricción en cuanto a recursos económicos, es este tipo de esquemas los que se pueden implementar para continuar con el desarrollo de obra pública; esto es, las sinergias entre los sectores público y privado pueden ser claves para detonar la inversión.

Los proyectos público-privados normalmente se definen como los contratos de largo plazo entre los sectores público y privado para llevar a cabo obra y su mantenimiento. 

Existen diversos tipos de alianzas público-privadas

1) Aquellas en las cuales el sector público paga al privado una contraprestación por el servicio de obra y su mantenimiento. 

2) Aquellas en las cuales el proyecto produce algún ingreso y, por lo tanto, el sector público paga al privado la contraprestación del servicio de obra y su mantenimiento con la combinación de recursos públicos y los ingresos generados. 

3) Aquellos proyectos denominados autofinanciables, que son los que generan ingresos suficientes que permiten pagar de ellos el desarrollo de la obra y de su mantenimiento.

Gráfico: Miguel Ulloa

Las alianzas público-privadas se han utilizado en el gobierno federal desde los años noventa y el marco jurídico de las mismas ha ido evolucionando y adaptándose tanto a las condiciones nacionales como a las mejores prácticas internacionales. 

En el caso de los estados, el uso de estos esquemas también se ha acelerado en los últimos años, y a junio de 2020, 31 entidades contaban con un marco legal local en materia de asociaciones público-privadas o esquemas análogos.

Tomando como base lo anterior, considero que los municipios tienen una gran área de oportunidad para llevar a cabo un trabajo más intenso en cuanto a la promoción y puesta en marcha de proyectos público-privados, dado que, a la fecha, su alcance ha sido marginal, principalmente utilizados en planes de luminarias y/o residuos sólidos urbanos.

Además del tipo de infraestructura mencionada anteriormente, las oportunidades para llevar a cabo distintos proyectos son múltiples, por mencionar algunos:

•Pavimentación de vialidades.

•Aprovechamiento de espacios públicos (parques, plazas y oficinas administrativas).

•Reordenamiento urbano.

•Proyectos hidráulicos.

Ante una realidad que difícilmente cambiará, es necesario que los gobiernos municipales comiencen a planear a largo plazo, considerando obras de gran envergadura que rebasen sus propios periodos administrativos y que permitan la inversión público-privada, pero, sobre todo, que la finalidad sea atender las necesidades de la población mediante servicios públicos más eficientes.

 

POR ÚRSULA CARREÑO
SOCIA FUNDADORA DE DUOMO BRUNELL, S.C.
@URSUCARRENO