¿Tú le crees al PRI?

El tricolor señala en una parte de su apresurada aclaración, que el PRI de hoy está en contra de la impunidad

¿Tú le crees al PRI?
Luis Soto/ Agenda Confidencial /Opinión El Heraldo de México

Antes de que Rosario Robles empiece a salpicar de inmundicia a quienes autorizaron la repartición de cientos, miles de millones de pesos de los programas sociales para las campañas políticas de los candidatos del PRI en 2012, 2015 y 2018, el tricolor se apresuró a aclarar que no existe registro alguno de que en esos años hayan ingresado al Partido Revolucionario Institucional recursos ilegales provenientes de alguna actividad ilícita.

Bueno, si los recursos provenían de los susodichos programas, no podían ser ilícitos, apuntan los observadores.

En su aclaración a la opinión pública, llama la atención que el tri defienda con cierta vehemencia la campaña presidencial de 2018 de José Antonio Meade, Plutarquito para los cuates, que, dice, fue sujeta a un estricto proceso de fiscalización por parte de la autoridad electoral… y que fue reconocida como la campaña con mayor transparencia de los candidatos presidenciales, subraya.

Para quienes lo hayan olvidado, fue Meade quien en agosto del 2015 sucedió a Rosario Robles en la Sedesol, cuando Peña y Videgaray consideraron que la señora Chayo ya tenía bien aceitada la plataforma de lanzamiento para que aquél despegara.  

¿Tú le crees al PRI?, es la primera pregunta que se antoja.

¡Por supuesto que no! Es la respuesta contundente de la sociedad que dio fe tanto en la época del viejo PRI como la del nuevo PRI del Siglo XXI que inauguraron Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, de las prácticas electoreras que consistían en comprar votos mediante el reparto de despensas, camisetas, láminas de asbesto, cemento, dinero, ladrillos, y hasta dinero en forma de vales.        

Con una buena dosis de cinismo, el tricolor señala en otra parte de su apresurada aclaración, que el PRI de hoy está en contra de la impunidad y ratifica su compromiso a favor del combate a la corrupción, y alienta los principios de transparencia y rendición de cuentas.

¿O sea que el PRI del 2012, del 2015 y del 2018 no sólo no estaba contra esas prácticas, sino que las promovía?  ¡Ay “Alito”!

Mientras el PRI trata de aclarar lo inaclarable y explicar lo inexplicable sobre el uso y abuso del dinero de los programas sociales en las campañas políticas de los años mencionados, la señora Robles, mandó el siguiente mensaje:

Nada contra Enrique Peña, quien me dio la oportunidad de reivindicarme en la política, mi guía espiritual, mi protector… todo contra Luis Videgaray.

“Reitero mi compromiso de hablar con la verdad… seguro habrá quienes nieguen los hechos, pero las pruebas hablarán”, dijo textualmente.

A ver si las pruebas que dice tener Chayo – seguramente guardadas en una bóveda de alta seguridad— no son puro petate del muerto, comenta el respetable público que se está preparando para otro picante y divertido espectáculo.     

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA

 


Compartir