Morena, ¿derecho a reelección?

Aún en tiempos de pandemia, diversos sondeos estimaban que Morena podría anotarse 13 de las 15 gubernaturas en juego

Morena, ¿derecho a reelección?
Adriana Moreno Cordero / Columnista Invitada / Opinión El Heraldo de México

En su calidad ahora de líder nacional del Movimiento Nacional de Regeneración Nacional, Mario Delgado ha tomado el control total, -solo por debajo del presidente Andrés Manuel López Obrador-, del partido oficial de cara a las elecciones del 2021. De hecho, fue el propio jefe del Ejecutivo quien dio “luz verde” a las aspiraciones del diputado con licencia y luego del proceso interno y de la disputa entre el excoordinador de la fracción morenista en San Lázaro y el diputado Porfirio Muñoz Ledo, el presidente le dio espaldarazo total a Delgado Carrillo, porque se convirtió en el primer líder partidista al que recibió en Palacio Nacional.

La encomienda asignada al nuevo líder morenista no es nada fácil y se trata de que el instituto político que dirige obtenga el mayor número de cargos y retenga la mayoría que tiene en la Cámara de Diputados, no obstante, el problema es que a ese partido parece complicársele el panorama.

Aún en tiempos de pandemia, diversos sondeos estimaban que Morena podría anotarse 13 de las 15 gubernaturas en juego. Sin embargo, se vinieron eventos no previstos en la agenda del partido oficial como las inundaciones en diversos municipios de Tabasco y la respuesta que dio el gobierno extinguiendo los Fideicomisos, así como el número de fallecidos y contagiados de Covid-19 que ha derivado en el repunte de la pandemia.

Otro factor más, éste de orden político, se suma a lo anterior: la alianza que recientemente conformaron PAN, PRI y PRD para enfrentarse al partido oficial en dichos comicios, lo que de alguna manera representa para Morena un factor de riesgo que se hace extensivo tanto a los Congresos locales que se renovarán, como a la Cámara de Diputados federal.

De ahí, que Mario Delgado hiciera un llamado a sus legisladores para que busquen la reelección porque se lo han ganado gracias a su lealtad y  se supone que han hecho un gran trabajo.

Puede apreciarse que esta convocatoria tiene  cierta dosis de temor debido a los obstáculos que se le han aparecido en el camino al nuevo líder morenista, pero también puede interpretarse como que el diputado con licencia, reitera la necesidad de que sus legisladores sigan siendo tan leales como ciegos, tal y como lo pidió el presidente López Obrador, cuando se dio la renuncia de Jaime Cárdenas Gracia al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, (INDEP), no sin antes denunciar serias irregularidades respecto de las cuales, nada quiso hacer la actual administración.

López Obrador pidió lealtad ciega no a él, sino a su proyecto y resulta cuestionable que ahora, esa fidelidad se convierta en una moneda de cambio para que los de Morena puedan conseguir la reelección; un premio que les otorga la llamada cuarta transformación.  

POR ADRIANA MORENO CORDERO
COLABORADORA
MORCORA@GMAIL.COM


Compartir