Fosas clandestinas, víctimas que no cuentan

De esta forma, mientras el SNSP informó que durante 2019 las Fiscalías le reportaron 34 mil 669 víctimas de homicidio doloso, el INEGI contabilizó 36 mil 661 víctimas de homicidio intencional a partir de las actas de defunción que emite el registro civil

Fosas clandestinas, víctimas que no cuentan
Facundo Rosas/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

El conteo diario de víctimas de homicidio doloso que realiza el gabinete de seguridad del gobierno federal no incluye los cuerpos encontrados en fosas clandestinas, así se desprende del análisis de las cifras que reportan las Fiscalías Generales de Justicia de los estados y las que da a conocer el INEGI cada mes de octubre del año siguiente, así como de datos hechos llegar al autor de esta columna.

Solo así se entiende que año con año el INEGI registra una mayor cantidad de víctimas de homicidio que el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), que a su vez recibe reportes de las Fiscalías de los estados. Es así que para 2019 el INEGI registró 1,992 víctimas más que el SNSP, equivalente al 5.7%. 

De esta forma, mientras el SNSP informó que durante 2019 las Fiscalías le reportaron 34 mil 669 víctimas de homicidio doloso, el INEGI contabilizó 36 mil 661 víctimas de homicidio intencional a partir de las actas de defunción que emite el registro civil.

Durante 2018 el INEGI registró 2 mil 943 víctimas más que el SNSP, equivalente al 8.7%. En esa ocasión el INEGI registró 36 mil 685 víctimas de homicidio intencional (24 más que en 2019) mientras que el SNSP contabilizó 33 mil 742.

En 2017 el INEGI contabilizó 3 mil 208 víctimas más que el SNSP, equivalente al 11.1%. En ese año el INEGI registró 32 mil 79 víctimas de homicidio intencional en tanto que el SNSP reportó únicamente 28 mil 871.

En 2016 el INEGI registró 2,016 víctimas más que el SNSP, equivalente al 9%. En esa anualidad el INEGI contabilizó 24 mil 559 víctimas de homicidio intencional mientras que el SNSP reportó 20 mil 149.

En 2015, año en que se cambió la metodología del conteo para incorporar a las víctimas de homicidio doloso y no solo quedarse a nivel de Carpeta de Investigación, el INEGI registró 2 mil 876 más que el SNSP, equivalente al 16%. En ese año el INEGI registró 20 mil 762 víctimas de homicidio intencional, en tanto que el SNSP contabilizó solamente 16 mil 21.

Volviendo al tema de las fosas clandestinas, otro elemento a considerar para que los cuerpos hallados no sean incluidos en dicho reporte es que las atribuciones de la Comisión Nacional de Búsqueda y sus homólogas en los estados se limitan a la localización y entrega de los cuerpos o restos de los mismos a sus familiares, previo cumplimiento de los protocolos de identificación y en todo caso dan vista al Ministerio Público local para que inicie una Carpeta de Investigación.

Dicho en otras palabras, los cuerpos extraídos recientemente de las fosas encontradas en los estados de Guanajuato y Jalisco por citar algunos de ellos, no se verán reflejados en la estadística que analizan de lunes a viernes en Palacio Nacional y no merecerán reflexión o acción alguna por parte de quienes toman decisiones para que casos como estos no se repitan.

La ventaja es que sus registros diarios, semanales y mensuales no se verán afectados por los cuerpos encontrados en fosas clandestinas como en Guanajuato donde oficialmente han sido identificadas 3 de ellas, una en Salvatierra con 76 cuerpos, otra en Cortazar con 42 y una más en Irapuato con 15, que en total sumarían 133.

En contraparte el número de desaparecidos podría incrementarse ya que hace falta vincular la labor de las instancias responsables de la prevención social de la violencia con las encargadas del combate, investigación y búsqueda de personas, en virtud de que la mayoría de los esfuerzos se concentran en la atención del homicidio doloso, dejando en un segundo plano el tema de los desaparecidos que solo para Guanajuato lleva contabilizadas 2 mil 483 personas en 2020, equivalentes a más del 70% de las víctimas de homicidio doloso que ya ascienden a 3 mil 438, la cifra más alta a nivel nacional en términos absolutos.

POR FACUNDO ROSAS
EXCOMISIONADO DE LA POLICÍA FEDERAL


Compartir