¿Por qué los jodidos? 

Muy cuestionadas las declaraciones del presidente de la República el fin de semana pasado, sobre la inundación que provocó la apertura de las compuertas de la presa Peñitas, en Tabasco

¿Por qué los jodidos? 
Luis Soto Agenda Confidencial Opinión El Heraldo de México: Especial

Muy cuestionadas las declaraciones del presidente de la República el fin de semana pasado, sobre la inundación que provocó la apertura de las compuertas de la presa Peñitas, que afectó a varios municipios que están dejados a la mano de Dios.  

Teníamos que tomar una decisión: Inundábamos la ciudad de Villahermosa, Tabasco, en donde viven ricos, pobres y uno que otro miserable, o inundábamos varios municipios donde se encuentran los más jodidos del estado, es la interpretación de las palabras del primer mandatario durante un recorrido por la zona afectada. Ante esa disyuntiva “se tomó la decisión que perjudicó a los más pobres”, afirmó. 

¿Por qué a los más pobres de los pobres que no solamente viven en el sórdido inframundo de la miseria extrema, sin ninguna esperanza de abandonar esa condición el gobierno les carga la mano?  La triste realidad es que han pasado lustros, décadas, siglos, y han desfilado gobiernos priistas, panistas y ahora morenistas, y nadie ha encontrado la respuesta… ni la encontrará, opinan los escépticos. 

El que se pasó de sinvergüenza, fue el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, a quien nuestro colega Alejandro Sánchez le preguntó: ¿Sabe cómo van a respaldar a los campesinos afectados por las inundaciones en algunos municipios de Tabasco? A lo que el funcionario respondió: Los apoyos al sector consisten en abrir créditos (aunque no dijo cuándo), pero no habrá seguros pecuarios catastróficos ni seguros agrícolas y yo no sé cómo darles la noticia.  ¡Pues si no sabes renuncia secretario! Le gritan los afectados. 

Agenda previa: ¡Es la ineptitud, no los anarcos! Le responden al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, a quien se le salieron de control   las protestas de varios colectivos contra los feminicidios en Cancún. Primero tuvo que despedir a su Secretario de Seguridad, Alberto Capella, después de que sus muchachos trataron de dispersar a balazos una manifestación feminista, y tuvo que pedir disculpas a los manifestantes por lo que calificó de “incompetencia de los policías que no acataron sus instrucciones” (de acudir desramados). El fin de semana, las protestas subieron de tono, los inconformes causaron destrozos en oficinas públicas, realizaron pintas, saqueos, y otros actos vandálicos, que según el gobernador fueron cometidos por los anarcos contratados que llegaron de otras entidades. ¡Ah bárbaro! 

¡Pues no! Exclama Hugo López Gattel, no son 1 millón de personas las que se han contagiado de Covid-19, sino 1 millón 166 mil. Lo que ocurre, dice, es que el redondeo en 1 millón es más noticioso. ¡Cínico! Le grita el respetable.  ¿Qué estulticias dirá esta semana cuando se alcance la cifra de 100 mil muertos por la pandemia? Lo más probable es que les corrija la plana a los medios y afirme que son 120 mil ,150 mil o más. Ah, y que no se vale comparar la cifra con los muertos que ha dejado la guerra contra la delincuencia organizada y desorganizada en los sexenios de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón. 

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA

 


Compartir