Turismo: ¿Y a mí qué?

Más de 30 millones de viajeros que llegan al año, dejan una derrama superior a 25 mil mdd. Esa es lana que pone al turismo entre las principales fuentes de divisas en México

Turismo: ¿Y a mí qué?
Roberto Gaudelli / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Hace unos días, me encontré con un viejo amigo, quien ha seguido la herencia familiar y trabaja en una fábrica, ha dedicado su vida a temas relacionados con aceros y resortes.

Hablaba yo de la importancia del turismo en nuestro país. Pero, más allá de definiciones académicas, mi amigo dijo sentirse absolutamente ajeno a los asuntos relacionados con el turismo.

Claro que una o dos veces al año se escapa a la playa y disfruta de unos buenos cebiches con sus Bloody Marys. Eso es el turismo para Felipe. Él no tiene nada que ver con el mundo económico del sector.

Nos sentamos a tomar un cafecito y comentamos la situación, lo difícil del año y las perspectivas del próximo. Le enfatizaba lo complicado del momento para el mundo del turismo, en el que, yo decía, él estaba inmerso. Pero, refiriendo al clásico, dijo: "¿Y yo por qué?".

El mundo del turismo es mucho más que señoritas en bikini y playas exuberantes. En él se mueven millones de empleos; sin ir más lejos, le dije, en nuestro país generaba, hasta marzo de este año, más de 4 millones de empleos directos y unos 9 millones sumando los indirectos. Antes de la pandemia, tenía un crecimiento anual de entre 3 y 4%, cuando la economía de México apenas llegaba a 1 o 2%.

"¿Está muy bien, pero, y a mí qué?", contestó. "Yo trabajo con acero. Nada que ver con el turismo", remató.

El turismo, ataqué nuevamente, no sólo es generador de empleos, sino una de las fuentes más importantes de divisas del país. Más de 30 millones de viajeros que llegan al año, dejan una derrama superior a 25 mil mdd. Esa es lana que pone al turismo entre las principales fuentes de divisas en México.

Empleos directos y dólares son dos grandes razones por las que el turismo debería ser tomado en cuenta por todos los mexicanos. Además, nosotros, los habitantes de este país, hacemos 100 millones de viajes al año, en nuestro territorio, agregué. De hecho, ocho de cada 10 cuartos de hotel se ocupan por mexicanos. Si quitamos Cancún, Los Cabos, y algún otro destino que recibe más extranjeros que nacionales, es la economía de los mexicanos la que da sustento al turismo.

Y con todo y la terrible crisis que la pandemia significa, a principios de noviembre el aeropuerto de Cancún tenía más de 350 operaciones diarias. Eso es una muestra de la enorme resiliencia del sector; vamos, como que aguanta todo y más…

Mi amigo, un poco cansado de mi monólogo, me interrumpió: "Cómo te explico que lo mío es fabricar resortes, no tengo nada que ver con el turismo". Y apelé a mi memoria: "¿Y tú no sabes que los resortes bicónicos, Bonell, LFK y todos esos que tú haces, van a parar a los colchones que son la materia prima básica de los hoteles en donde pernoctan los turistas?".

Silencio en la mesa.

Todos en México tenemos que ver directa o indirectamente con el turismo. Todos, sin excepción. Mi amigo pagó el café y nos fuimos caminando por la sombra.

POR ROBERTO GAUDELLI
@ROBERTOGAUDELLI


Compartir