Semana redonda para Ebrard

Sumó varios triunfos polítcos, desactivó a sus adversarios y mostró su fuerza en el gabinete

Semana redonda para Ebrard
Manuel López San Martín / Definiciones / El Heraldo de México

El canciller ha tenido buenas semanas. No pocas cargadas de tensión que han terminado, casi siempre, en final feliz para él. La del amago arancelario de Donald Trump, que desactivó en una visita exprés a Washington, y que cerró con un acto en Tijuana, en el que López Obrador le aplaudió y reconoció, por ejemplo. Pero la pasada, ha sido la más redonda de cuantas haya
tenido en estos 22 meses que van del sexenio.

Marcelo Ebrard se anotó varios triunfos, desactivó a sus adversarios y mostró fuerza dentro y fuera del gabinete.

***

Ebrard y su equipo ganaron en varios frentes.

1) Sellaron el cumplimiento del Tratado Internacional de Aguas con EU, que data de 1944, pese a la resistencia del gobernador de Chihuahua Javier Corral, que se lanzó frontal para impedirlo. Tres días antes de vencer el plazo, el director para América del Norte, Roberto Velazco, alcanzó una negociación exitosa. El conflicto social en Chihuahua se alimentó desde la grilla electoral. Las presiones crecieron del otro lado de la frontera. El tema se politizó, pero la Cancillería resolvió. El Presidente aplaudió a los negociadores en la mañanera.

2) El triunfo del partido de Evo Morales en Bolivia. Pocos como Ebrard y su equipo hicieron tanto por el expresidente en el momento en que Morales fue depuesto y forzado a huir. Lo rescataron. “Me salvaron la vida”, nos dijo Evo en una entrevista en noviembre del año pasado, ya cobijado en México. Once meses después, agradeció al Presidente de México, a Ebrard y al subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, “por todo lo que hicieron por nosotros”. Ya como virtual ganador, el próximo presidente de Bolivia, Luis Arce, habló con López Obrador.

3) El viernes cerró con la cereza en el pastel: el triunfo de Mario Delgado en la carrera por la dirigencia de Morena. Ambos, son aliados y amigos hace años. El triunfo de Delgado es uno también para el canciller.

***

En Morena no se jugaba sólo la dirigencia del partido; comenzó la disputa por la candidatura presidencial de 2024. Delgado sufrió una reyerta interna. Los radicales dentro de Morena, buscaron generarle desgaste para descarrilarlo, pues lo veían demasiado cerca de Ebrard. Pero los ataques parece que nunca consideraron que los dos gravitan en el ánimo del Presidente.

Nadie pone en duda que Delgado ganó porque el Presidente lo ve bien al frente del partido. Los apoyos
recibidos, lo mismo de senadores de Morena, encabezados por Monreal, que por los exaspirantes a la dirigencia, Gibrán Ramírez y Yeidckol Polevnsky, dejaron claro cuál era la decisión presidencial. Y esa no sólo lo catapultó a la dirigencia del partido, sino que fortalece a Ebrard. Semana redonda para él.

***

Off the record: Por si alguna señal faltara, AMLO la despejó el jueves. “Estoy más que contento con el trabajo que está realizando Marcelo Ebrard (…) es un servidor público de primera, me ayuda mucho, la política exterior de México ha vuelto a ser ejemplo mundial”, dijo.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN


Compartir