La Guerra Armenia-Azerbaiyán en América Latina

Protestas de diáspora armenia en países latinoamericanos

La Guerra Armenia-Azerbaiyán  en América Latina
Marta Tawil / Agenda Levantina / Opinión El Heraldo de México

Argentina y Brasil albergan dos de las mayores poblaciones de ascendencia armenia de América Latina, aproximadamente 150 mil y 50 mil personas, respectivamente. Junto a esos dos países, Uruguay, Venezuela, Chile, Bolivia y Paraguay reconocen como genocidio los crímenes y deportaciones por parte del gobierno turco-otomano que provocaron la muerte de más de un millón de civiles armenios en 1915. 

En Buenos Aires, la diáspora armenia se ha movilizado desde hace varias semanas. En las "caravanas por la paz" se escucharon consignas contra Turquía y Azerbaiyán, a quienes se acusa de buscar aprovechar el contexto de la pandemia para cometer otro genocidio contra los armenios. Sobre ese espectro también advirtió la embajadora armenia ante Argentina. El canciller Felipe Solá solicitó al embajador argentino en Washington iniciar contactos para agregar voces a favor del cese al fuego. 

En Uruguay, los manifestantes planteaban que "ser neutrales hoy es ser cómplices". En Brasil, los armenios de São Paulo se manifestaron frente al Consulado de Turquía para condenar la intervención de este país en los ataques de Azerbaiyán contra Artsaj.

En los últimos 15 años Turquía profundizó sus lazos con Latinoamérica y el Caribe. Esto se aprecia en la ampliación de su red de representaciones diplomáticas, el incremento del comercio y las inversiones, la búsqueda de "alianzas estratégicas", la multiplicación de programas de ayuda y cooperación. La continuación y profundización del acercamiento bilateral e interregional es parte de las estrategias nacionales de desarrollo de Turquía y los países latinoamericanos. 

En contextos internos específicos, las poblaciones armenias, como cualquier otro actor social, pueden llegar a plantear desafíos diplomáticos a los gobiernos de los países latinoamericanos. 

En 2010, el presidente turco Erdogan tuvo que cancelar una visita a Buenos Aires por la presión de la comunidad armenia sobre el gobierno de la ciudad. Fuertes movilizaciones repudiaron visitas de funcionarios turcos de alto nivel en 2013 y 2016. Hasta el futbol argentino se ha visto afectado; en 2018 un posible acuerdo de patrocinio entre Turkish Airlines y el River trascendió y debió revocarse ante la protesta de la diáspora armenia. 

Para México, el actual conflicto bélico en Karabaj no es tan irrelevante. Ya en 2015 el enredo del Cáucaso nos alcanzó, con el vergonzoso episodio de la estatua de Heydar Aliyev en Paseo de la Reforma. Mientras que en México la diáspora armenia suma entre 2000 y 2500 personas, nuestro país mantiene importantes relaciones comerciales y de inversiones con Turquía. Las inversiones de Cemex, Gruma y Zinc Nacional en Turquía y la operación en México de empresas turcas de autopartes como Orhan Holding son ejemplo. Por no hablar de la membresía común en foros como el G20 y MIKTA.  

MARTA TAWIL
*INVESTIGADORA DE EL COLMEX 


Compartir