La guerra entre el INE y el Tribunal

Fuego cruzado e interés por minar al árbitro electoral

La guerra entre el INE y el Tribunal
Alfredo González/ A fuego lento/ Opinión El Heraldo de México

En el Instituto Nacional Electoral tienen la certeza de que “alguien” quiere debilitar a este organismo y la vía para conseguirlo es el Tribunal Electoral del Poder Judicial, a través del magistrado José Luis Vargas, quien mediante sus resoluciones ha minado la credibilidad de dos de los más importantes pilares del INE.

Esa es una de las lecturas que le dan a la actuación del magistrado quien, con la ratificación de la negativa al registro del partido de Margarita Zavala, puso en entredicho el trabajo de las direcciones de Prerrogativas y Partidos y la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral.

Y es que con su resolución de la semana pasada el Tribunal pidió al Órgano Interno de Control del INE iniciar una investigación contra dos de sus funcionarios, por supuestas omisiones que habrían influido para que México Libre no obtuviera su registro como partido.

Se trata de Patricio Ballados, director de Prerrogativas y Partidos Políticos, y Carlos Alberto Ferrer, titular de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral.

A propuesta del magistrado Vargas Valdez, ponente del proyecto de sentencia que negó el registro a México Libre, el Tribunal consideró que ambos actuaron “con manifiesta pasividad y desdén”.

No sólo eso, habrían incurrido en “notoria negligencia”, por lo que pidieron que el INE determine si hay responsabilidades administrativas.

Ballados y Ferrer fueron señalados de retrasar el desahogo de una investigación sobre supuestas afiliaciones irregulares a México Libre, misma que no fue concluida antes de la sesión donde el Consejo General del INE se pronunciaría sobre la procedencia del registro.

A raíz de esta resolución, en el llamado círculo rojo se comentó que, una vez más, el Tribunal no sólo le enmendó la plana al INE, sino que le hizo su trabajo.

Sin embargo, entre consejeros del Instituto se piensa que más bien el Tribunal, a través de Vargas Valdez, le está haciendo el trabajo a López Obrador.

No es la primera vez que ocurre algo parecido. En 2018, el mismo magistrado adelantó el proyecto de sentencia con la anulación de las elecciones para gobernador en Puebla.

Desde aquel momento se presumía que Vargas estaba trabajando para la 4T, lo que no se supo ni se sabe ahora es si lo hace a título personal o por consigna.

Sea como fuere, en la sede de Viaducto Tlalpan y Periférico dan por hecho que desde el TEPJF se busca doblegar al INE y cada vez son más frecuentes los ataques, y más cuando Ballados y Ferrer tienen dos temas pendientes por resolver: la elección interna de Morena y el debate sobre difusión de las conferencias mañaneras de AMLO en temporada de elección.

Ahí dicen, podría estar el origen de los más recientes ataques al INE, desde el Tribunal y Palacio Nacional. ¿Será?

***

La puja por conseguir uno de los dos lugares de consejeros del Instituto Nacional de Transparencia (INAI), ha dejado ver y oír de todo: desde patadas bajo la mesa hasta patadas de ahogado entre los que fueran mandos altos de esa dependencia.

Resulta que después de las entrevistas que tuvieron el tijuanense Adrián Alcalá y el mexiquense Gustavo Parra, el tapatío Hugo Alejandro Córdova se fue con todo contra sus exjefes, después de renunciar hace un mes al cargo de secretario del Pleno y decir que “el INAI está enfermo”.

Esa declaración causó extrañeza a los mismos senadores que lo entrevistaron, porque, si el organismo está tan mal de salud, muchos se preguntan: ¿qué hizo él como enfermero en cuatro años de laborar ahí?

La respuesta es nada, aunque todo mundo tomó sus dichos como parte de la campaña por hacerse de una posición en el INAI cuando la pandemia lo permita, apoyado por MC, desde Jalisco.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Es difícil liberar a los necios de las cadena$ que veneran”

POR ALFREDO GONZÁLEZ
alfredo.gonzalez@elheraldodemexico.com
@ALFREDOLEZ


Compartir