El fiscal discriminado

Lo que será heroico es que cumpla con el requisito de comprobar que actualmente realiza 20 horas semanales de investigación académica en una universidad

El fiscal discriminado
Lorena Piñón Rivera / Consummatum Est / El Heraldo de México

En 1997 acontecieron dos eventos inéditos en el país, que son referente de la vida democrática que vivimos hasta los albores del presente siglo. Por primera ocasión el PRI perdía la mayoría en la Cámara de Diputados y en segundo lugar se eligió por primera ocasión a un gobernante capitalino por la vía de las urnas y también proveniente de una filiación política distinta a la del entonces Presidente Ernesto Zedillo.

Esos comicios históricos fueron conducidos por el Instituto Federal Electoral, un órgano sin la intervención directa del gobierno y de manera sui géneris presidido por un ex militante del Partido Socialista Unificado de México como lo era José Woldenberg.

En este contexto que rompió con la hegemonía parlamentaria priista, surgió la figura de un reputado abogado que tendría un papel interesante en esa nueva configuración de la lucha por el poder político.

Érase una vez, un funcionario de primer nivel en un gobierno inédito -encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano-, que durante ese trienio se encontraba al mando de un área estratégica de gabinete, pero tuvo la habilidad acrobática y pericia política para transitar de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina al primer gobierno de alternancia.

Sí, Alejandro Gertz Manero fue invitado por Vicente Fox Quezada para ser el primer titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, pero el presente escrito no pretende desentrañar la calidad de su desempeño como servidor público, sino abordar un tema relacionado con sus aspiraciones académicas.

La preparación de Gertz es sobresaliente y por ello se creyó con aptitudes para incorporarse al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), el cual fue creado por acuerdo del Presidente Miguel de la Madrid en el verano de 1984, con el propósito de reconocer la los profesionales dedicados a producir conocimiento tecnológico y científico.

El asunto es que la normatividad aplicable indica que la evaluación para definir las nuevas incorporaciones se realiza por un colegiado del propio SNI que además valoran la calidad y prestigio de las contribuciones científicas del aspirante. Un punto adicional es que aunado al nombramiento, se otorgan estímulos económicos cuyo monto varía por niveles.

Antes de ser llamado por Vicente Fox, Gertz tenía en la mira ser promovido al SNI, sin embargo no tuvo éxito. Tampoco escudriñaré sobre su desempeño en el examen ni sobre sus calificación porque no son públicas, sin embargo, lo completamente singular es que desde ese primer examen en el año 2000, Alejandro Gertz Manero hizo en cinco ocasiones posteriores el procedimiento de evaluación y nunca fue aceptado.

Con todo, aunque usted no lo crea, esta semana la Conapred le ordenó al Conacyt que se le debe aplicar ahora un sexto examen a Gertz porque al ser evaluado sufrió “actuaciones de trato diferenciado”.  Después de 20 años tiene viva esa posibilidad; pero lo que será heroico es que cumpla con el requisito de comprobar que actualmente realiza 20 horas semanales de investigación académica en una universidad, a pesar de sus múltiples ocupaciones como Fiscal General.

Consummatum: El PRI es el partido feminista de México. Antes promovimos el voto femenino y la democracia paritaria, hoy con el liderazgo de Alito Moreno, la Ley Quemón avanza. El registro de deudores alimenticios impedirá el acceso a créditos si no se cumple con las obligaciones hacia sus hijas e hijos; hay ejemplos internacionales.

Por Lorena Piñón Rivera

Secretaria Nacional de Gestión Social del PRI

Tw: @lorenapignon_


Compartir