Cuando muertes por coronavirus y violencia casi empatan

Si sirve de consuelo habrá que destacar que el 11 de octubre en 9 estados del país no se registraron homicidios dolosos

Cuando muertes por coronavirus y violencia casi empatan
Facundo Rosas | Colaborador | Opinión El Heraldo de México

Fue el domingo 11 de octubre cuando las muertes causadas por el coronavirus y por la violencia homicida casi empatan en sus cifras, la primera con 139 casos reportados (a la baja) y la segunda con 114 víctimas contabilizadas (a la alza).

La importancia de esta última cifra radica en que por primera vez en lo que va del sexenio el número de víctimas de homicidio doloso del mes recién concluido disminuye 8% respecto del inmediato anterior, de acuerdo con las cifras difundidas por el Gabinete de Seguridad federal.

Si bien se trata de un descenso coyuntural, que difícilmente marca una tendencia a la baja y mucho menos un punto de inflexión hacia finales de 2020, fue aprovechado por el del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal para construir un discurso que lo llevó a presumir ante sus homólogos en el pleno de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública y Ciudadana, que cada vez estamos más lejos de los “días negros de la inseguridad” y más “cercano el día que nos veremos caminando libres de temores en las calles”.

Justo cuando dichas frases comenzaban a posicionarse entre los diversos sectores de la sociedad como un avance de la autodenominada 4T, la terca realidad volvió a imponerse y el domingo 11 de octubre se registraron nuevamente 114 víctimas de homicidio doloso a nivel nacional, algo que ya había pasado el 20 de abril y que ubica a esta fecha como el segundo día más violento del año, solo mejor que otro domingo, el 7 de junio cuando se registró la cifra histórica más alta con 117 víctimas.

Cabe subrayar que tanto las 114 víctimas de homicidio doloso del 11 de octubre como las 117 del día 7 de junio corresponden a cifras preliminares, mismas que son inferiores en un 25% respecto del conteo final que difunde mensualmente el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) con datos validados por las Fiscalías Generales de Justicia de los estados.

Si sirve de consuelo habrá que destacar que el 11 de octubre en 9 estados del país no se registraron homicidios dolosos, mientras que el 20 de abril fueron 8 entidades las que no reportaron víctimas, en tanto que el 7 de junio únicamente 6 estados no registraron este tipo de casos.

Las 3 entidades que contribuyeron en que la cifra del 11 de octubre creciera tanto fueron el Estado de México con 18 víctimas, el estado de Puebla con 11 casos y Guanajuato que curiosamente en esa fecha solo reportó 9 homicidios dolosos, después de que 6 días antes contabilizó hasta 32 (5 de octubre).

De las entidades antes descritas, la que registró el mayor incremento fue Puebla ya que en un solo evento sumo 6 víctimas y en el mismo corredor (Tecamachalco-Yehualtepec) un total de 8, lo que obligó a que el gobierno del estado asumiera el control de la seguridad pública del municipio de Tecamachalco, pese a que la mayor parte de los efectivos estatales (7 de cada 10) no cuentan con el Certificado Único Policial que se otorga a los elementos que cumplen con sus evaluaciones de control de confianza y la capacitación necesaria para cumplir con la función policial.

Independientemente de que la cifra de homicidios dolosos haya repuntado en lo que va de octubre y durante los casi dos años del actual sexenio, una cosa si es segura, que el próximo lunes 19 el máximo responsable de la seguridad pública del gobierno federal informará sobre sus avances desde Palacio Nacional y en breve tomará un vuelo con destino a Sonora, donde lo espera la candidatura de Morena al gobierno del estado. Suerte para los sonorenses ya que, así como “quien puede lo más puede lo menos”, también “quien no puede lo más tampoco puede lo menos”.

POR FACUNDO ROSAS
EXCOMISIONADO DE LA POLICÍA FEDERAL


Compartir