Ciberseguridad electoral

La ciberseguridad es clave antes, durante y después de los procesos electorales, ya que afecta a diversos elementos de la cadena de votación

Ciberseguridad electoral
Alexandra Moguel/ Colaboradora/ Opinión El Heraldo de México

Hasta hace algunos años era impensable creer que la ciberseguridad pudiera influir en los procesos electorales,impidiendo su realización mediante ciberataques o condicionando el sentido de voto de la ciudadanía mediante operaciones de desinformación, a través de la propagación de noticias falsas. Sin embargo, varios procesos electorales han sufrido las consecuencias de la influencia que pueden tener grupos ciberdelincuentes.

Recordemos algunos de los casos más sonados.En 2016, el Comité del Senado de Estados Unidos determinó que el Gobierno ruso dirigió una amplia actividad, de 2014 a 2017, contra su infraestructura electoral a nivel estatal y local. En Polonia,en 2014, se tuvo que realizar un recuento manual de votos debido a un ciberataque. En 2017, durante la campaña para las elecciones presidenciales de Francia, la infraestructura del candidato, y actual presidente, Emmanuel Macron sufrió un ciberataque. Estos ejemplos han dejado expuesta la fragilidad de los sistemas electorales ante las manipulaciones cibernéticas.

La ciberseguridad es clave antes, durante y después de los procesos electorales, ya que afecta a diversos elementos de la cadena de votación, desde las personas votantes hasta los dispositivos utilizados para votar, los recuentos, los registros de quienes van a emitir su voto, las publicaciones de resultados e incluso el listado de candidaturas.

Existen diferentes amenazas que pueden afectar estos procesos: desde la explotación de vulnerabilidades de los sistemas informáticos, hasta los ataques como denegación de servicios (DoS) o las campañas de phishingy la distribución de fake news para influir en la decisión de la ciudadanía a la hora de emitir su voto. La superficie de ataque y el grado de afectación dependerán de cuan digitalizado sea el proceso, a mayor digitalización mayor superficie de ataque.

Podríamos pensar que los tecnicismos mencionados son el mayor desafío al que nos enfrentamos en materia de ciberseguridad pero nuestra verdadera preocupación debería ser la capacidad que tiene el Internet para difundir información a niveles nunca vistos. El tema de la desinformación, manipulación de la información, noticias falsas e información errónea, hacen que la información sea una cuestión de ciberseguridad.

No todos los países se ven afectados de la misma manera y cada uno lo afronta de diferente forma. Pero, si algo es cierto, es que la mayoría de las administraciones públicas no pueden evitar los ciberataques con recursos limitados, sobre todo cuando su prioridad en ciberseguridad se enfoca en objetivos de alto riesgo, como las infraestructuras críticas o los servicios públicos esenciales. Se deben implementar soluciones estratégicas a largo plazo, incluyendo un enfoque de ciberseguridad para que la ciudadanía tome decisiones informadas y que al mismo tiempo promuevan la seguridad de la democracia.

POR ALEXANDRA MOGUEL
@METABASEQ
WWW.METABASEQ.COM
CONTACT@METABASEQ.COMLCTL


Compartir