De la recuperación en el sector energético y otras historias

Nos enfrentamos a una diminución de 18% en la inversión

De la recuperación en el sector energético y otras historias
Jorge Lavalle | Colaborador | Opinión El Heraldo de México

El martes pasado, la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) publicó su prospectiva del sector energético 2020. Esta misma semana, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) informó sus “Propuestas en materia de competencia económica para contribuir a la reactivación de la economía mexicana”. Ambos realizan reflexiones que nos permite visualizar lo que requerimos para una recuperación económica en el sector desde su punto de vista.

¿A qué nos enfrentamos y cuáles serán las acciones claves para una recuperación limpia a nivel mundial? Nos enfrentamos a una diminución de 18 por ciento en inversión, 5 por ciento menor generación eléctrica e incertidumbre sobre el momento de la recuperación económica, donde el servicio eléctrico ya es inasequible para 100 millones de personas. En un escenario de rápida recuperación, para 2021 tendremos niveles de consumo similares a 2019, en el caso contrario, para 2023 habrá un crecimiento menor al registrado desde 1930. El sector entonces se verá afectado por las políticas que adopte cada uno de los gobiernos, quienes optarán imponer barreras o permitir el impulso de adopción de energías renovables. A nivel mundial, fotovoltaicas y eólicas serán líderes, por lo que los países con redes preparadas para su adopción captarán los beneficios.

¿En México qué acciones podemos tomar? La recuperación económica se ve ligada a un mercado competitivo, ya que implica ofertas que se adapten mejor a los requerimientos del usuario. La Cofece, propone dos acciones en el sector: “garantizar el cumplimiento del marco legal vigente en cuanto al despacho económico de electricidad y el acceso no indebidamente discriminatorio a las redes de transmisión y distribución” y “otorgar de manera expedita y no indebidamente discriminatoria los permisos para la importación y expendio de gasolina y diésel”. Ambas encaminadas a hacer valer el marco normativo y permitir una mayor participación de diferentes agentes privados.

La recuperación económica del sector energético en México es posible, pero por un lado el Estado tiene la responsabilidad de llevar a cabo directrices que generen la certidumbre y condiciones que las circunstancias de la realidad actual exigen, y por otro los reguladores ejerzan facultades que permitan la competencia e inversión en el sector.

POR JORGE LAVALLE
@JLAVALLEMAURY 
JLM@ACCURACY.COM.MX
 

 


Compartir