Haz tu denuncia aquí

Castillos en la nieve

OPINIÓN

·

En Canadá, las estaciones del año están marcadas por los drásticos cambios que vive su naturaleza, misma que rodea a cada ciudad y pueblo, abrazando todo asentamiento humano con antiguos árboles, hermosas flores e impactantes colores. La magia del viejo mundo de la ciudad de Quebec se vuelve aún más encantador con decoraciones y una capa de nieve.

Desde la iglesia de Notre-Dame des Victoires, en Place Royale, hasta el final de la Rue du Petit-Champlain, nos encontramos con un verdadero paraíso invernal. Basándose en los estilos arquitectónicos de la Edad Media y el Renacimiento, Bruce Price inmortalizó la historia de las dos grandes potencias que habían ocupado el mayor promontorio de esta ciudad canadiense, Francia e Inglaterra.

El resultado fue magia: Fairmont le Château Frontenac es ahora un edén ubicado dentro de los muros del Viejo Quebec. Sacado directamente de un libro de fantasía, Le Château Frontenac ha sido la encarnación de un sueño desde fines del siglo XIX, cuando William Van Horne, gerente general del ferrocarril Canadian Pacific, contrató los servicios del arquitecto neoyorquino Bruce Price, quien ya había diseñado la estación Windsor de Montreal, para construir la escala ideal para sus pasajeros.

En contraste con esta ciudad encantadora que nos remonta al pasado, Montreal es moderna e imponente. Bajo la atenta mirada del Mont Royal, se expande la romántica y cosmopolita ciudad, donde las culturas inglesa y francesa se encuentran en armonía. El barrio viejo Montreal es una notable concentración de edificios que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX.

El distrito tiene la deliciosa sensación de un barrio de estilo parisino, situado entre el paseo marítimo y el centro de negocios. Sus muchos sitios históricos, calles y lugares de interés se exploran mejor a pie. Perfectamente ubicado en el corazón del centro de Montreal, Fairmont The Queen Elizabeth tiene una historia fascinante.

Muchos invitados famosos se han hospedado allí, incluidos la reina Isabel II (cuatro veces) y el duque de Edimburgo, el príncipe Carlos, John Travolta, Mijaíl Baryshnikov y George W. Bush. Hogar de la famosa suite de John Lennon y Yoko Ono, donde la pareja se quedó en la cama durante una semana, el hotel rinde homenaje a las grandiosas bellezas de Canadá y su pasado, un bello país que se reinventa en el invierno y se convierte en un paraíso bajo nieve.

POR DEBY BEARD

CGASTROLAB@HERALDODEMEXICO.COM.MX 

@DEBYBEARD

eadp