Haz tu denuncia aquí

La crisis que no queremos ver

La estación migratoria Siglo XXI se ha convertido en una bomba de tiempo

OPINIÓN

·

El 10 de septiembre se cumplen los 90 días que el gobierno de Donald Trump impuso a México como plazo para reducir el flujo migratorio a cambio de no imponer sanciones arancelarias. Marcelo Ebrard estará el próximo martes en la Casa Blanca para reunirse con el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo. Va a informarles lo que adelantó en la mañanera de ayer.

Gracias, entre otras cosas, al operativo de la Guardia Nacional, el flujo de migrantes hacia la frontera norte se redujo 56% entre junio y agosto. Frente al Presidente, calificó el despliegue de más de 25 mil elementos de la GN como exitoso, con sólo 7 quejas por abusos a los derechos humanos. Pero mientras Marcelo esté allá intentando salvar al país, una crisis humanitaria, gestada desde hace semanas en la frontera sur, también llegará a un plazo fatal. La estación migratoria Siglo XXI, en Tapachula, Chiapas, se ha convertido en una bomba de tiempo, al no poder contener la gran cantidad de personas que se agolpan desde Centro, Sudamérica, Cuba y África o del sur de Asia. Cifras conservadoras calculan que 3 mil hombres, pero sobre todo mujeres y niños, están ahí. La estación ha escenificado motines, riñas, fugas; proliferan enfermedades respiratorias, dengue, sarampión, varicela. La comida es de mala calidad. La higiene no existe. La vida alrededor se ha alterado con el deambular de expatriados que no soportaron más esa situación. Una defensora de los derechos de los migrantes negros y africanos visitó el campamento instalado afuera de la estación. Al regresar a su continente, escribió un tuit donde alertó que los africanos “se están organizando para liberarse” e ironizó que la frontera de EU se extendió a Guatemala. El agolpamiento es una más de las consecuencias. En el camino han quedado también la trayectoria de funcionarios y las críticas a la invasión de funciones de una Secretaría (Relaciones Exteriores) a otra (Gobernación) y en la parte internacional, a la sumisión de México. Ebrard dijo que también irán con la demanda de que EU invierta en Centroamérica para propiciar su desarrollo. Pese a que los resultados podrían tildarse como aceptables, quien dará la calificación final será Trump. Suerte, Marcelo. Mientras, en el sur seguirá la crisis que no queremos ver.

CONTRASEÑA: Rosario Robles cambió a sus abogados porque no está conforme con el resultado de la defensa inicial, la cual cometió descuidos que hoy la tienen presa. Eso de que no puede pagar los honorarios por su ‘precaria situación económica’ no es verosímil. Se sabe que está en pláticas con Marco del Toro para que sea su nuevo abogado. Sí, el mismo que sacó de la cárcel a Elba Esther Gordillo.

*Por vacaciones, este Acceso Libre vuelve a abrirse el 28 de septiembre.

POR CARLOS ZÚÑIGA
CARLOSZUNIGAPEREZ@GMAIL.COM
@CARLOSZUP

lctl