Haz tu denuncia aquí

¿Cuidar a un club?

EL PERIODISTA NO DEBE SER VOCERO NI PROTEGER A NINGÚN EQUIPO, como lo sugirió Fidel KURI, EN VERACRUZ

OPINIÓN

·

Durante la conferencia de prensa de la presentación de Raúl Arias como directivo del equipo Veracruz, su propietario, Fidel Kuri, robó cámara.

Se quejó de una supuesta persecución arbitral en contra de los escualos. Aunque ciertamente se han cometido errores que han afectado el rumbo del conjunto jarocho, muy puntualmente en el reciente partido contra el Atlas de Guadalajara, lo cierto es que una mala gestión deportiva es la que ha dado al traste con una franquicia de larga tradición.

Quizá éste no sea el peor momento de su vida deportiva, puesto que bien que mal permanece en el máximo circuito, pero las tribulaciones lo asfixian. Kuri reconoció que persisten los adeudos, lo cual nos lleva a preguntarle a la Federación Mexicana y a la Liga que encabeza Enrique Bonilla, cómo es posible que le estén permitiendo participar en el vigente torneo.

Después de pagar 120 millones de pesos para permanecer en la Primera División, lo cual es antiético y antideportivo, el Veracruz debió reforzarse mucho mejor para hacer frente a los problemas de descenso que sigue afrontando.

Los Tiburones llevan un año sin ganar, 34 partidos sin derrotar al contrincante, todo un récord mundial en la historia del balompié. El excelente arquero Sebastián Jurado no conoce la victoria en toda su carrera profesional.

En algún momento de la conferencia, el polémico Fidel pidió a los periodistas veracruzanos que estaban congregados que cuidaran a su equipo.

Sin embargo, la función del periodista no consiste en cuidar o proteger causas o intereses, sino en informar y opinar con independencia absoluta.

No por ser el Veracruz el equipo del estado, los periodistas deben convertirse en panegiristas del club. No hay nada más vulgar y reprobable que un periodista convertido en porrista, así se trate del “equipo de todos”, que es la Selección Nacional.

Por eso, la demagógica frase de: “Vamos, muchachos” resulta fuera de lugar, porque el periodista no está para impulsar, arengar o lanzar a un equipo al frente de batalla, sino para reseñar lo que con él ocurre en el rectángulo verde.

AUSENCIA

Resulta incomprensible que José Juan Macías no haya sido convocado por Gerardo Martino para los dos partidos amistosos que vienen por delante para el equipo mexicano.

Macías está encendido, mete goles cada semana y es una garantía anotadora. En cambio, fueron llamados jugadores que ni remotamente tienen la regularidad de JJ, como Alexis Vega, Erick Gutiérrez y Uriel Antuna.

POR HERIBERTO MURRIETA
BLASONESHM@GMAIL.COM



lctl