Haz tu denuncia aquí

Gubernaturas en el 21' (primera parte)

Como primer artículo de esta serie, me enfocaré en las elecciones para gobernador en los estados del sur: Campeche y Guerrero

OPINIÓN

·

El 2021 será un año emblemático para la política mexicana, ya que estarán en juego 14 gubernaturas, además de la renovación de la Cámara de Diputados, múltiples alcaldías y congresos locales.

Como primer artículo de esta serie, me enfocaré en las elecciones para gobernador en los estados del sur: Campeche y Guerrero.

Ambas entidades se encuentran dentro de las 13 que significaron un mayor porcentaje de votación para el presidente López Obrador, con una cifra superior a 60%. En las encuestas que han trascendido, si bien Morena se encuentra en primer lugar en ambos casos, es mucho más clara la ventaja para este partido en Guerrero que en Campeche.

En cuanto a las principales problemáticas locales, los datos duros demuestran un desempeño económico débil para los dos estados, aunque en el ámbito de la seguridad enfrentan escenarios opuestos: Guerrero aparece sistemáticamente entre las entidades más inseguras, mientras que Campeche es de las cinco con menos niveles de violencia.

Campeche es uno de los últimos “bastiones” que le quedan al PRI. El ex gobernador y actual dirigente nacional Alejandro Moreno tuvo el suficiente margen de operación para dejar el gobierno estatal en manos de su secretario de Gobierno, Carlos Aysa, y pudo cumplir con una de sus principales promesas, el “Puente de la Unidad”; entre los principales aspirantes a la próxima gubernatura están el secretario de Desarrollo Social, Christian Castro; el alcalde de Carmen, Oscar Román Rosas; y el diputado federal, Pablo Angulo. La apuesta del gobierno federal para este estado -que impactará en la suerte de Morena- se basa en varios de los proyectos para toda la región sur-sureste: el impulso de la industria energética, el proyecto del Tren Maya, y el Programa Sembrando Vida.

Los perfiles más destacados que tiene Morena para Campeche son la actual alcaldesa de Álvaro Obregón en la CDMX, Layda Sansores, y el ex comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales; por su parte, el más perfilado en el PAN, por el momento, es el alcalde de la capital, Eliseo Fernández. En Guerrero, es notable el posicionamiento que ha obtenido el senador por Morena, Félix Salgado Macedonio, quien fue “destapado” en fechas recientes por el también senador y ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco.

No obstante, en franca disputa por la candidatura estaría el delegado federal Pablo Amílcar Sandoval. Por el PRI, cada vez parece cobrar mayor fuerza la intención de conformar una amplia alianza multipartidista, considerando que el gobierno encabezado por Héctor Astudillo cuenta con una aprobación de 30%. Otro referente local obligado es el ex alcalde de Acapulco, Luis Walton, quien se ha pronunciado por una alianza de las izquierdas.

Sin 2021, no podrá haber 2024”, suele decirse. Las elecciones intermedias estarán marcadas por factores tanto federales como locales, representando un momento determinante para la 4T, y con ello el modelo de desarrollo por el que optará nuestra nación.

JESÚS ÁNGEL DUARTE
INTERNACIONALISTA
@DUARTE_TELLEZ


lctl