Haz tu denuncia aquí

Un mole de sonrisas

Juanpa Zurita encabezó Love Army, iniciativa para construir casas en Ocuilan, Estado de México

OPINIÓN

·

A mí me enseñaron a celebrar con mole. Encacahuatado, negro y, en ocasiones, más femeninas con mole blanco. Moles en cazuelas enormes, muchas veces mandadas a hacer por artesanos poblanos o guanajuatenses con mi nombre dibujado como el más grande de los actos de amor; moles para celebrar, para conmemorar, para llorar o para dibujar futuros.

Estos días han sido de memorias que entristecen, que cimbran y que enorgullecen, terribles dos 19 de septiembre, mucho miedo, muchas vidas y mucha solidaridad. Muchos Méxicos, muchos ejemplos y mucha memoria. Y por ello, hay que hacer un gran mole.

Todos los que quiero se involucraron en ayudas post sismo. Cada iniciativa más valiosa que la otra. Movimientos individuales o ciudadanos en los que se dio lo que se pudo, tiempo, ganas, ideas, difusión y tortas de mole.

Ejemplos hay tantos, cadenas humanas de ayuda, filas de abrazos y hoy comparto uno de gente que quiero. Una iniciativa impulsada por Juanpa Zurita que reunió energía, fondos, talento y sonrisa para construir hogares en Ocuilan, Estado de México, municipio afectado tras el sismo del 19 de septiembre. Bajo el nombre de Love Army se trazaron el objetivo de levantar 50 casas y generar empleos para hacer de Ocuilan una comunidad no sólo recuperada, sino con posibilidades sustentables.

Con la solidaridad y la aportación de muchos se logró contar con el mejor material constructivo, capacitación de la comunidad y el trabajo y trazo de reconocidos arquitectos como las talentosas Tatiana Bilbao y Roxana Montiel, además de Rafael Aranda, Alberto Kalach y Carlos Facio. Hogares funcionales, con una posibilidad de futuro y estéticos.

Como un gesto inteligente y generoso, las casas del proyecto Love Army se codiseñaron entre arquitectos y familias que las habitan. Además, se plantaron árboles frutales con los que se harán, estoy segura, las más ricas mermeladas.

Al día de hoy se han entregado 31 de las 50 casas y se espera entregar la totalidad en los siguientes siete meses, beneficiando a casi 10 mil personas de la comunidad. Lo celebro enormemente.

Hace años visité a los artesanos del barrio de La Luz en Puebla en donde se fabrican las ollas de barro más grandes que he visto, más altas que yo y hasta de dos metros de diámetro. Don Armando, el encargado del taller me aseguró que cada cazuela podía servir hasta dos mil porciones de mole. Y porque lo más increíble es dar, abro la invitación a celebrar, honrar y conmemorar. Y con Love Army hacer una fiesta de mole y de sonrisas en Ocuilan. Yo ya compré los chiles y las almendras.

POR VALENTINA ORTIZ MONASTERIO

CGASTROLAB@HERALDODEMEXICO.COM.MX

@VALEOM