Haz tu denuncia aquí

Seguridad: El cambio de estrategia

Viene una reestructura en el gobierno y personajes clave en la lucha contra el crimen organizado

OPINIÓN

·

La inseguridad y la procuración de justicia siguen siendo el dolor de cabeza de la 4T. Las encuestas dentro y fuera del gobierno federal colocan a estos dos rubros como los más preocupantes para la ciudadanía.

No se trata sólo de percepción, sino de una realidad; incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador pasó del “fuchi” y del “guácala” a un ejercicio de autocrítica en su Primer (Tercer) Informe de Gobierno.

“No son buenos los resultados” en la tarea de enfrentar al crimen, por lo que es justificado el reclamo de la gente, dijo el jefe del Ejecutivo Federal.

Aunque también apuntó que eso es una herencia de administraciones anteriores, que apostaron por el uso de la fuerza, con un “resultado catastrófico”, de muertos, desaparecidos y una crisis de derechos humanos.

En su gobierno, aseguró, se ha implementado un cambio de estrategia para no apostar a una “guerra de exterminio” y garantizar la seguridad de la población.

Al primer mandatario le asiste la razón, porque si analizamos el tema de la seguridad desde la visión del filósofo y politólogo alemán Max Weber, la primera obligación del Estado es garantizar la seguridad física, patrimonial y jurídica de sus gobernados.

En congruencia con los dichos del primer mandatario, desde el gabinete presidencial me anticipan que veremos un cambio importante en la forma de enfrentar al crimen organizado y a la delincuencia en todos sus niveles.

Buscan romper paradigmas. Ya no habrá más balas. Lo que viene es una guerra sin cuartel contra las finanzas del crimen organizado y todos aquellos que atenten contra las finanzas de las familias mexicanas y el erario.

Ya dieron los primeros pasos con un paquete de reformas legales, entre ellas la ley contra factureras y empresas fantasma, y la Ley Federal de Extinción de Dominio.

Lo que sigue, me dicen, es una recomposición en la estructura de gobierno y de personajes clave en esta lucha contra un flagelo que lastima sobremanera a la ciudadanía.

Pasarán de la contratación de “amigos” o aliados políticos a la de expertos en diversas materias de seguridad y procuración de justicia.

En ese contexto se suscribe la llegada de José Óscar Valdés a la Unidad de Análisis de Delitos Fiscales y Financieros de la Fiscalía General de la República.

Originario de Toluca, Valdés recibió su nombramiento el lunes pasado y la orden que tiene es trabajar de la mano de Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Lo que me dicen es que si Nieto sólo se convirtió en el terror de muchos, la dupla que hará con Valdés no tendrá parangón.

La consigna es: “Follow the money”, pero también arrebatar de las manos propiedades y toda la riqueza acumulada por el crimen organizado.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “La violencia, sea cual sea la forma en que se manifieste, es un fracaso”.

POR ALFREDO GONZÁLEZ
ALFREDO.GONZALEZ@HERALDODEMEXICO.COM.MX
@ALFREDOLEZ



lctl