Haz tu denuncia aquí

¿Pagará la 4T a los exbraceros?

El presidente López Obrador vendió en campaña la idea de que su triunfo acarrearía la justicia para ellos

OPINIÓN

·

Arío revuelto, ganancia de pescadores, dice el refrán que en estos meses tiene una buena representación en el pago pendiente a exbraceros, ese grupo de mexicanos hoy envejecidos o muertos a quienes su gobierno timó al desaparecer parte de su salario, después de trabajar como temporales en Estados Unidos entre 1942 y 1964.

El presidente Andrés Manuel López Obrador vendió en campaña la idea de que su triunfo acarrearía la justicia para ellos, entre los más vulnerables del país (pobres, iletrados migrantes), pero una vez en el poder el saldo asoma más caótico que real.

No se sabe, por ejemplo, cuántos grupos de defensores de exbraceros existen. No hay un padrón transparente y público donde se pueda consultar su acreditación como interlocutores con las autoridades. De manera extraoficial, se dice que son alrededor de 76.

Organizaciones radicadas en Estados Unidos reconocen la voluntad del actual gobierno de dialogar con ellas para saldar la deuda histórica frente a la que ningún gobierno ha quedado bien parado: Vicente Fox fundó el fideicomiso, pero hizo malas cuentas y registros; Calderón dividió el pago único de 38 mil pesos a fracciones de 4 mil y Peña mejor lo eliminó.

El problema actual es por desorden. La voluntad sin directrices del Presidente ha disparado la ambición de muchos justicieros por la causa bracera que ahora saltan de pueblo en pueblo con promesas sin sustento como que se entregará hasta medio millón de pesos a cada afectado o a sus familias si el primero murió. A cambio piden cuotas por supuestos trámites.

Otra confusión la generó en los últimos días el delegado federal en Baja California, Alejandro Ruiz, el funcionario dijo que tenía los nombres de 31 personas con pagos pendientes por 38 mil , pero no aclaró de dónde derivaba exactamente esa cuota o por qué se anunciaba sólo en ese estado cuando hay exbraceros en muchos estados.

Contribuye al despelote un viejo asunto administrativo que podría aclararse de una vez por todas con el gobierno de la 4T: según el documento conjunto firmado por los gobiernos de México y EU el 20 de julio de 1945 si los trabajadores perdían su contrato, podrían acudir a solicitar una copia a la Secretaría de Gobernación, ¿dónde quedaron esos contratos?

¿Sería mucho pedir, de paso, que aclare quién o quiénes se llevaron el dinero que entregó EU?

Mientras tanto, dada la coyuntura, bastaría con una campaña de información o una página web oficial en el que se informe puntualmente de los requisitos que se pedirán, de las organizaciones acreditadas como interlocutoras, de las personas beneficiadas, de aquellas que ya fueron saldadas.

En los 2000 se dijo que la deuda con los exbraceros era de cinco billones de pesos y que se daría un pago simbólico a cada uno así hubieran trabajado un mes o 20 años. Hoy no se sabe ni siquiera si darán luz verde a un presupuesto.

 

POR GARDENIA MENDOZA
PERIODISTA
ORBE@HERALDODEMEXICO.COM.MX

lctl